Hoy es 12 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

 La Justicia argentina reclamó la repatriación de un avión que se encuentra en Uruguay y que fue usado para trasladar detenidos durante el Plan Cóndor en coordinación entre las dictaduras sudamericanas en las décadas de 1970 y 1980, indicaron este martes fuentes judiciales.

El pedido fue hecho en enero por el juez Sebastián Casanello, que investiga causas por el Plan Cóndor, luego de que las pericias ordenadas en 2023 indicaron que se trata del birreactor Hawker Siddeley de la Armada Argentina que sirvió para trasladar a cinco personas secuestradas en Paraguay en 1977.

La Cancillería argentina, que recibió el exhorto, informó al tribunal que ya se remitió el pedido a su par uruguaya para que se inicien las gestiones correspondientes, consignaron a la Afp fuentes judiciales.

La aeronave, que se encuentra en el aeropuerto internacional de Melilla, en las afueras de Montevideo, habría sido la utilizada para el secuestro de los argentinos José Luis Nell, Alejandro Logoluso y Marta Landi, y de los uruguayos Nelson Santana y Gustavo Inzaurralde, quienes según documentos del llamado Archivo del Terror de Paraguay, conocidos en 1992, fueron llevados a Buenos Aires el 16 de mayo de 1977 en un avión de la Armada argentina.

El avión fue hallado en 2022 por el ilustrador uruguayo Sebastián Santana, quien lo localizó en Melilla, al buscar material gráfico para un audiovisual sobre los cinco militantes de izquierda detenidos en 1977 en Asunción por las fuerzas de seguridad paraguayas y aún desaparecidos.

El avión fue identificado en Melilla gracias a datos de la página de Facebook de la Armada argentina y de blogs de aficionados a la aviación, que indicaban que era para uso personal del ex almirante Emilio Massera, jerarca de la dictadura argentina de 1976 a 1978.

«La nave está en mal estado, aunque en una sola pieza», dice Santana en su informe. «En 2013 se le desmanteló parte del panel de navegación, pero sigue siendo un objeto reconocible».

El aparato, que voló por primera vez en julio de 1970, fue vendido por la Armada argentina en 1987 y desde entonces estuvo en manos de civiles, primero de empresas argentinas «para operaciones antigranizo» y luego de la empresa uruguaya AirWolf «para servicios de taxi aéreo», según el reporte.

Luego de tomarle declaración a Santana, Casanello solicitó a Uruguay preservar la aeronave y se ordenaron las pericias correspondientes, que confirmaron que se trata del Hawker Siddeley HS-125 modelo 400B que fuera registrado con la matrícula 0653.

A mediados de la década de 1970, las dictaduras militares del Cono Sur se unieron para perseguir y eliminar a disidentes de izquierda más allá de las fronteras nacionales, como parte del secreto Plan Cóndor.

Cientos de personas fueron asesinadas bajo este programa de terror estatal, apoyado por Estados Unidos, en el que participaron Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

WhatsApp