Hoy es 25 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Entre ellos hay desde recién nacidos hasta un actor de 90 años, como también artistas con entrenamiento y medio centenar de miembros de la comunidad que pisan por primera vez un escenario. “Después que participan una vez quieren volver”, explica Moza.

Hay además animales vivos como burros, chivos, gallinas, puercos, palomas y ovejas, entre otros.

Este año es la decimoquinta puesta en escena y la primera después de que se tuviera que cancelar en 2020 por la pandemia.

Moza advierte que ha sido “un gran reto y esfuerzo” poder traer de regreso la propuesta teatral, creada por el padre católico Juan Rivas, a finales de la década de los noventa en una parroquia angelina.

“Se ha logrado gracias al apoyo de la comunidad y de los mismos actores, muchos llevan más de diez años actuando en la obra, han crecido con ella”, explica el director, que adaptó la obra basada en los Evangelios de San Juan, San Mateo y San Lucas.

Uno de los actores que repite es Keven Ramírez, que por cuarto año tiene el papel protagónico, dándole vida a Jesús. “Es un honor, un privilegio y una gran responsabilidad”, dijo el artista sobre su trabajo en la obra a la que se vinculó en 2017.

Nacido en Los Ángeles, pero criado en México, Ramírez siente que esta obra es “un instrumento” para llevar un mensaje a las personas que lo necesitan.

El actor asegura que desde el escenario ha sentido la compenetración del público con la obra, que incluso “los hace llorar”.

Para Moza la conexión del público con la obra es la muestra de que “se necesita” ayudar a los migrantes a mantener los lazos con sus costumbres y con sus países de origen.

“La Semana Santa en Latinoamérica es algo que se vive de una manera muy intensa, con procesiones y con representaciones que nos recuerdan por qué es tan importante esta época, pero aquí en Estados Unidos se va perdiendo ese fervor a la conmemoración”, insiste el director salvadoreño.

“Por eso creo que es tan importante traer de regreso esta obra y mantener el mensaje positivo, porque Jesucristo resucita”, añade.

Este compromiso del director y los productores los llevó este 2024 a construir tres barcas para recrear un pasaje bíblico en el que Jesús se encuentra con los pescadores de Galilea.

El director cuenta que “ha sido un gran ejemplo de amor” ver a miembros de la comunidad construyendo y pintando los escenarios.

También destaca que a través de este proyecto ese fervor de los migrantes latinoamericanos a la Semana Santa se transmite a las generaciones nacidas en Estados Unidos, donde la Iglesia Católica es la más grande, con más de 17 mil parroquias.

La obra se presenta desde este fin de semana en el auditorio del Industry Hills Expo Center en la ciudad Industry del condado de Los Ángeles hasta el 24 de marzo con dos funciones al día.

La obra de teatro en español ‘Jesucristo vive’, en la que participan más de 200 actores y personal detrás de escena, en su mayoría latinos, regresa a las tablas en Los Ángeles para “mantener la tradición” de la comunidad hispana en estos tiempos de cuaresma.

“Nuestro deseo es que los inmigrantes y los latinos puedan participar en una conmemoración cómo lo hacían en sus países de origen”, dijo, Freddy Moza, director de esta obra que regresa a las tablas después de cuatro años de ausencia.

“Es importante que ayudemos a mantener estas costumbres y además que esto nos sirva para pasar la tradición de generación en generación”, agregó Moza, de origen salvadoreño.

La obra se ha convertido en la puesta en escena más grande realizada en el sur de California, donde intervienen más de 150 actores.

WhatsApp