Hoy es 28 de Febrero de 2024, Chihuahua, MX.

La Policía indonesia ha detenido a tres ciudadanos mexicanos y busca a un cuarto después de que irrumpieran en una villa de la isla y dispararan contra los inquilinos, cuatro personas de nacionalidades turca y georgiana, dejando a uno de ellos herido.

Según un comunicado policial divulgado este martes, tres de los presuntos perpetradores, de edades comprendidas entre los 21 y los 36 años, fueron detenidos el 27 de enero en la villa balinesa en la que pernoctaban y en una carretera colindante, mientras un cuarto se dio a la fuga y pende sobre él una orden de captura.

Los hechos, inusuales en una isla tranquila y turística como Bali, ocurrieron el 23 de enero, cuando los mexicanos rodearon la villa The Palm House, secuestraron a punta de pistola a un guardia de seguridad y después abrieron fuego contra sus cuatro inquilinos, procedentes de Turquía y Georgia.

Uno de los ciudadanos turcos recibió disparos en el estómago y en el brazo, y su estado de salud es incierto, mientras los otros lograron huir.

Los supuestos autores también robaron 4 mil dólares de la residencia, según el comunicado de la policía, que les acusa de intento de homicidio y robo armado, delitos castigados con penas de hasta 15 y 12 años de cárcel, respectivamente.

Según la investigación preliminar de la policía, el posible motivo del asalto es el robo, si bien se sopesan otras hipótesis.

Asimismo, la policía señala que la víctima que resultó herida “no conocía al asaltante. “Hasta ahora no sabemos más. El suceso se encuentra bajo investigación”, añade el comunicado.

Bali, la isla turística de Indonesia por excelencia, ha denunciado desde el pasado año varios incidentes con ciudadanos extranjeros, de menor importancia que el actual tiroteo, que llevaron a las autoridades a enunciar una lista de prohibiciones, entre ellas la de actuar de manera agresiva contra los lugareños, y a imponer docenas de deportaciones.

Hasta ahora la mayoría de problemas con extranjeros en la isla de mayoría hinduista, una excepción en Indonesia, al tratarse del país con más musulmanes del mundo, se daban por accidentes de tráfico y el abuso de visados, así como casos de comportamiento indecoroso en lugares sagrados, mientras que los incidentes violentos son anormales.

WhatsApp