Hoy es 05 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.
Mundo

Tesla empieza 2024 ‘con el pie izquierdo’: Pierde 94 mil mdd de valor en 2 semanas

Tesla empieza 2024 ‘con el pie izquierdo’: Pierde 94 mil mdd de valor en 2 semanas

Tesla tuvo un éxito de taquilla en 2023, ya que sus acciones se duplicaron con creces en 12 meses. Pero 2024 comienza con una nota diferente: el fabricante de vehículos eléctricos de Elon Musk ha tenido el peor comienzo de año.

La compañía ha perdido más de 94 mil millones de dólares en valoración de mercado en solo las dos primeras semanas de 2024. No es difícil entender por qué, ya que el fabricante de vehículos eléctricos con sede en Austin, Texas, se ha visto golpeado por un aluvión de noticias negativas: se enfrenta a los vehículos eléctricos del gigante de alquiler de automóviles Hertz Global Holdings, tiene otro recorte de precios más para sus automóviles fabricados en China y signos de aumento de los costos laborales.

Todo esto se produce en un contexto de desaceleración del crecimiento de la demanda de autos eléctricos, especialmente en Estados Unidos.

“La principal preocupación de los inversores sobre Tesla es el estancamiento del crecimiento”, dijo en una entrevista el analista de Cowen, Jeffrey Osborne. Los recortes de precios en China no hacen más que avivar esas preocupaciones, porque está empezando a parecer “una carrera hacia el fondo para la industria de los vehículos eléctricos, dada la intensa competencia en ese mercado”.

El golpe a la capitalización de mercado de Tesla al comienzo del año es el mayor que la compañía ha visto en un período similar desde que salió a bolsa en 2010. En términos porcentuales, la caída del 12 por ciento de Tesla desde principios de enero es la peor desde 2016, cuando las acciones cayó un 14 por ciento durante los primeros nueve días hábiles del año.

Para empeorar las cosas, las probabilidades de un cambio inminente para el fabricante de vehículos eléctricos no parecen buenas.

Tesla ha estado recortando agresivamente los precios de sus automóviles desde principios de 2023 en un esfuerzo por impulsar la demanda. Pero el resultado ha sido una erosión constante de su otrora considerable margen de ganancias. El margen bruto automotriz de Tesla sin créditos regulatorios para el tercer trimestre cayó al 16.3 por ciento desde el 27.9% de hace un año. Y la presión no hace más que aumentar, ahora que los trabajadores de producción de las plantas de Tesla en Estados Unidos están recibiendo aumentos salariales.

“Estamos atravesando una desaceleración cíclica para los vehículos eléctricos, pero la dinámica competitiva está exacerbando las presiones cíclicas”, dijo en una entrevista Ivana Delevska, directora de inversiones de Spear Invest. “Los recortes de precios y la caída de los márgenes son función de esta dinámica competitiva desfavorable”.

Para agravar los problemas, Tesla ha tenido que desviar los envíos destinados a su planta de Berlín después de las acciones militares occidentales y las preocupaciones de seguridad en el Mar Rojo, y está suspendiendo la mayor parte de la producción en su planta cerca de Berlín del 29 de enero al 11 de febrero, según a una persona familiarizada con el asunto.

Tesla ‘desacelera’: Así han estado las cifras de entregas en últimos meses

Tesla advirtió por primera vez sobre la desaceleración de la demanda de vehículos eléctricos durante su informe de resultados del tercer trimestre de octubre. Casi inmediatamente después, los fabricantes de automóviles y proveedores de todo el mundo intervinieron con sus propios pronósticos pesimistas. Muchos fabricantes de automóviles dieron marcha atrás en sus planes de expansión.

Luego, a principios de este mes, Tesla informó sus cifras de entregas del cuarto trimestre. Si bien fueron mejores de lo que esperaban los analistas, colocaron a la compañía detrás de BYD Co. de China en las ventas mundiales de automóviles eléctricos.

El resultado ha sido un duro despertar para los inversores de Tesla. El año pasado, la acción obtuvo el octavo mejor desempeño en el S&P 500. En lo que va del año, es el octavo peor.

Naturalmente, Musk está sufriendo un gran golpe personalmente. La persona más rica del mundo, que obtuvo más riqueza en 2023 que cualquier otra persona en el planeta, ha visto su patrimonio neto reducirse en 23.000 millones de dólares en lo que va del año, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg. Musk recuperó el primer puesto en el índice de riqueza de Bloomberg el año pasado, superando a Bernard Arnault, pero ahora Jeff Bezos se está acercando rápidamente, con 179 mil millones de dólares frente a los 206 mil millones de dólares de Musk al cierre del viernes.

La mayor parte del patrimonio neto de Musk proviene de su participación del 13 por ciento en Tesla y alrededor de 304 millones de opciones sobre acciones ejercibles. También posee alrededor del 42 por ciento de SpaceX, valorada en unos 53 mil millones de dólares, según el índice de riqueza de Bloomberg.

Tesla tiene problemas, pero sigue siendo la #1

Dicho todo esto, Tesla sigue siendo un actor clave en la transición global de vehículos propulsados por gasolina a vehículos mayoritariamente eléctricos. La razón: está muy por delante de sus rivales potenciales. Puede que la china BYD haya superado a Tesla en número de unidades vendidas, pero aún está por detrás en ingresos y beneficios. Y BYD no vende automóviles en Estados Unidos, donde Tesla sigue siendo el líder del mercado.

En muchos sentidos, el mayor problema de Tesla puede ser su éxito pasado y la esperanza que generó. A medida que los inversores se amontonaban en las acciones, la capitalización de mercado de Tesla se disparó, haciéndola mucho más grande que cualquier otra compañía automovilística del mundo. Sin embargo, el hecho de que las acciones tuvieran un precio perfecto también las hacía muy vulnerables a grandes reacciones ante cualquier noticia negativa.

Es por eso que tantos defensores de Tesla argumentan que no debería compararse con las compañías de automóviles normales. Para ellos, el verdadero valor último de la empresa reside en el futuro y su esperanza es desarrollar los primeros vehículos verdaderamente autónomos. El único problema es que Tesla ha estado prometiendo esto durante años, y la mayoría de los expertos dicen que aún faltan años, tal vez incluso décadas, para que la tecnología llegue.

“Tesla no ha podido cumplir sus promesas de conducción totalmente autónoma e inteligencia artificial, que ya están incluidas en la valoración”, dijo Delevska de Spear. “Ser simplemente otro fabricante de automóviles no va a ser suficiente para una valoración de 750.000 millones de dólares”.

Con información de El Financiero

WhatsApp