Hoy es 25 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Un proyecto de ley presentado por senadores demócratas e independientes en Estados Unidos permitirá al gobierno federal solicitar a un tribunal que ordene a las autoridades locales detener a migrantes acusados o condenados por crímenes violentos hasta que puedan ser puestos bajo custodia para someterlos a procesos de deportación.

El proyecto de ley presentado el jueves por seis demócratas y aliados independientes refleja la disposición de los demócratas para centrarse en la política de aplicación de las leyes migratorias en un año electoral en el que la migración se perfila como uno de los temas principales.

Aprovechando el reciente asesinato de la estudiante de enfermería Laken Riley en Georgia, los republicanos han dirigido la atención hacia los crímenes cometidos por migrantes sin un estatus legal permanente. A principios de este mes, la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, aprobó la denominada “Ley Laken Riley” que exigiría a las autoridades federales que detuvieran a los migrantes sin papeles que hayan sido acusados de robo.

Quienes apoyan la medida son los senadores demócratas Sherrod Brown de Ohio, Tammy Baldwin de Wisconsin, Bob Casey de Pennsylvania y Chris Murphy de Connecticut, así como los senadores independientes Kyrsten Sinema de Arizona y Angus King de Maine. Brown, Baldwin y Casey enfrentan difíciles contiendas de reelección.

En un comunicado, Baldwin habló de garantizar que “los organismos de aplicación de la ley tengan las herramientas que necesitan para hacer su trabajo”.

Desde que los republicanos rechazaron una propuesta bipartidista para renovar el sistema de asilo de Estados Unidos, los demócratas han asumido una postura más agresiva sobre la política migratoria. Les dicen a los votantes que están dispuestos a hacer que las leyes migratorias sean más estrictas, pero con un enfoque que preserve los derechos civiles de los migrantes.

En la Cámara de Representantes, algunos demócratas también han formado un grupo centrado en la seguridad fronteriza.

El objetivo de la legislación del Senado es mantener bajo arresto a los migrantes con y sin estatus legal, acusados o condenados por delitos graves, crímenes violentos o amenazas a la seguridad nacional. Permitiría que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mantuviera bajo arresto a la persona hasta que esta pueda ser transferida al ICE para su custodia.

WhatsApp