Hoy es 22 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) redujo en 25 puntos base la tasa de fondeo interbancaria, para llevarla a 11%, un nivel no visto desde marzo de 2023.

En una decisión por mayoría, de 4 a 1, con el voto disidente de la subgobernadora Irene Espinosa, enfatizaron que “la postura monetaria se mantiene restrictiva y continuará siendo conducente a la convergencia de la inflación a la meta de 3% en el horizonte del pronóstico”.

En la guía de anuncios futuros advirtieron que “en las siguientes reuniones tomarán sus decisiones en función de la información disponible. Considerarán la incidencia de la postura monetaria restrictiva que se ha mantenido y la que siga imperando sobre la evolución de la inflación a lo largo del horizonte en el que opera la política monetaria”.

Y se comprometieron a que “las acciones que se implementen serán tales que la tasa de referencia sea congruente, en todo momento, con la trayectoria requerida para propiciar la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta de 3% en el plazo previsto”.

El recorte de la tasa del Banxico es el primero tras un ciclo de 15 alzas en 21 meses y después de una pausa que tuvo 11 meses de duración. En febrero de 2021, fue la última vez que la Junta de Gobierno del banco central mexicano recortó la tasa, en una decisión tomada de manera unánime, cuando la dejaron en 4 por ciento.

Ligero ajuste al alza en la inflación de 2024

En el cuadro de pronósticos de inflación general y subyacente, la Junta de Gobierno del Banxico ajustó sus previsiones para la inflación en cada uno de los cuatro trimestres de este año. Para el lapso de enero a marzo de 2024, anticipan una variación de 4.6% en lugar del 4.7% estimado en febrero. Hacia el segundo trimestre prevén una fluctuación anual de 4.4% que contrasta con el 4.3% que proyectaron en el primer anuncio. 

Para el tercer y cuarto trimestre, prevén variaciones de 4 y 3.6% respectivamente que están ligeramente arriba del 3.9% y 3.5% estimados en febrero.

Es decir, anticipan que será en el último trimestre de este año cuando la inflación entrará al intervalo de variabilidad del objetivo puntual, que es de 3% con un rango de +/-1 punto porcentual. Y dejaron sin cambio su pronóstico para cada trimestre del año 2025, donde esperan variaciones de 3.2% para el periodo de enero a marzo y de 3.1% para cada cuarto siguiente.

Subyacente, ajuste mayor

Los banqueros centrales también hicieron ajustes sobre sus pronósticos de inflación subyacente. Esta métrica es reconocida como la inflación más pura pues descuenta los precios más volátiles de la medición y funciona como guía para las decisiones monetarias de la Junta de Gobierno.

Para todo el año hicieron ajustes al alza en sus previsiones respecto de las vertidas en el anuncio de febrero.

Para el primer trimestre de 2024, 

anticipan una variación de 4.7% que supera la estimación de 4.6% prevista en el anuncio anterior. Para el segundo cuarto del año, esperan una moderación a 4.2% que contrasta con el 4.1% proyectado por ellos en la reunión previa. 

Y estiman que para el tercer trimestre de este año, la inflación subyacente ya habrá entrado al intervalo de variabilidad contemplado en el objetivo puntual del Banxico, cuando registrará una fluctuación anual de 3.8 por ciento.

Para el último cuarto del año ven al índice subyacente con una variación de 3.5% que es la misma proyectada por ellos en febrero.

Identifican riesgos al alza

La Junta de Gobierno comentó que estas previsiones están sujetas a seis riesgos al alza.

Uno tiene que ver con la persistencia de la inflación subyacente; otro con la depreciación cambiaria y un tercero con mayores presiones de costos.

El cuarto riesgo que identificaron es que la economía muestre una resiliencia mayor a la esperada, el quinto está marcado por afectaciones climáticas.

Y un sexto tiene que ver con escalamiento de conflictos geopolíticos.

Inflación se modera

La tasa de fondeo interbancaria quedó en 11%, un nivel no visto desde febrero del 2023. En ese momento la inflación anual se encontraba en 7.62% y la subyacente en 8.29 por ciento.

El contexto de inflación para la tasa en 11%, que será efectiva a partir de hoy, 22 de marzo, es de una variación anual de 4.40% mientras la subyacente está en 4.64%, ambas son la mitad de donde estaba en febrero del 2023, cuando teníamos una tasa de 11 por ciento.

Las minutas de este anuncio se conocerán el 4 de abril.

Anticipan cautela y gradualidad en siguientes anuncios monetarios

El mercado identifica un tono restrictivo en el comunicado del primer recorte de tasas en tres años de Banco de México que conduce a suponer cautela y gradualidad en los próximos anuncios.

No existe un consenso entre ellos sobre dónde quedará la tasa al terminar el año. Analistas que observan a México desde fuera del país, como Alberto Ramos, de Goldman Sachs y Andrés Abadía, de Pantheon Macroeconomics, anticipan que la tasa terminará el año en 9 por ciento.

Esto significa que esperan recortes de 200 puntos base distribuidos en los siguientes seis anuncios programados.

Pamela Díaz Loubet, economista para México en BNP Paribas, anticipa que la tasa nominal terminará el año en 9.50%, que incorpora la posibilidad de seis recortes consecutivos de un cuarto de punto en los próximos seis anuncios.

El economista jefe de la operadora de fondos de inversión Valores Mexicanos Casa de Bolsa (Valmex), Víctor Ceja Cruz, considera que el mensaje de Banxico apunta a cautela con ajustes pausados.

“Los aumentos en las proyecciones de inflación general y subyacente, por parte de la Junta de Gobierno, si bien son marginales, nos dejan ver que esperan un proceso de desinflación más lento de lo previsto y nos hace suponer cautela y ajustes pausados para los siguientes anuncios”, sostuvo.

Aparte, analistas de Banorte estiman que vendrá una pausa en la decisión de mayo y esperarán hasta junio para un nuevo recorte.

Esto ante la evolución de la postura monetaria relativa con Estados Unidos, que esperan recortará también en junio.

Desde su perspectiva, la tasa de referencia se ubicará en 9.75% a fines de diciembre, que implica recortes acumulados de 175 puntos base.

Sin comprometerse

Analistas de BX+ subrayaron que la guía futura del anuncio no se compromete y queda atada a los datos por conocerse.

“En la guía futura se informó que el banco central tomará sus decisiones en función de la información disponible, manteniendo cierta flexibilidad y apego a los datos. En concreto se notó que se tomarán en cuenta el progreso en la inflación y sus retos y la incidencia de la restricción monetaria acumulada”.

Para los analistas de BNP Paribas, Valmex y Banorte, las decisiones de la Fed, comenzarán a tener un mayor peso en las de Banxico a partir de junio y las elecciones de México tendrán efecto en tanto generen algún tipo de impacto en el tipo de cambio, acotó aparte el experto de Valmex.

El recorte de la tasa de Banco de México es el primero tras un ciclo de 15 alzas en 21 meses y se presenta después de una pausa que tuvo 11 meses de duración; le deja como el último de los bancos centrales emergentes de América Latina que comenzaron el recorte de tasas.

Con el ajuste en la tasa nominal, Banxico queda con el rédito más alto de América Latina, por arriba de Brasil, que recién la dejó en 10.75 por ciento.

WhatsApp