Hoy es 12 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

China reiteró este martes que se “opone a todas las formas de ataques cibernéticos”, al rechazar la aplicación de sanciones y acusaciones de Estados Unidos, Gran Bretaña y Nueva Zelanda, contra personas y empresa que según participaron en una amplia campaña de ciberespionaje supuestamente lanzada por agrupaciones de hackers, entre ellas Advanced Persistent Threat 31 (APT31), a las que relacionan con el gobierno del gigante asiático.

“China combate todas las formas de ataques cibernéticos y está comprometida a fortalecer la cooperación con otros países a través del diálogo bilateral o la asistencia judicial y otros canales para responder conjuntamente a las amenazas a la seguridad cibernética sobre la base del respeto mutuo, la igualdad y el beneficio mutuo”, aseguró el Lin Jiang, vocero de la cancillería, durante una conferencia de prensa, en esta capital.

APT31, conocido como Zirconium, operó a nivel internacional a través de la empresa fachada Wuhan Xiaoruizhi Science and Technology Company, entre 2010 y enero pasado, bajo la dirección del Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) de China, desde en la provincia de Hubei, según una acusación hecha el lunes en el tribunal del distrito este de Nueva York.

Los ataques realizados en suelo estadunidense fueron con relación a eventos geopolíticos en contra del gobierno chino, incluidas las tensiones económicas con Estados Unidos, los reclamos marítimos en el mar de China Meridional, las protestas a favor de la democracia en Hong Kong en 2019 y hakeos de miles de correos electrónicos en 2021 pertenecientes a la Alianza Interparlamentaria sobre China

Por separado, la inteligencia británica informó que es «muy probable» que APT31 haya llevado a cabo “actividades de reconocimiento contra parlamentarios locales, todos críticos destacados del gobierno chino, por lo que también sancionó a la misma compañía de Wuhan, a Ni y Zhao.

Ante estas medidas, Lin llamó: “Instamos a las partes estadunidense y británica a que dejen de politizar la cuestión de la ciberseguridad, dejen de difamar y difamar a China e imponer sanciones unilaterales, y detengan los ciberataques” la nación asiática.

Nueva Zelanda acusó este martes que el grupo APT 40 estaba detrás del ataque que comprometió las computadoras conectadas a su red parlamentaria.

Expertos de inteligencia occidentales utilizan la convención de nomenclatura APT para identificar grupos de hackers vinculados a gobiernos extranjeros. Según Mandiant, empresa estadunidense de ciberseguridad y filial de Google, existen más de 40 grupos APT, de los cuales se sospecha que más de 20 están operados por el gobierno chino.

WhatsApp