Hoy es 22 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

La suspensión de las actividades de golf en el Parque Nacional Tangolunda se mantiene, pues se busca utilizar un espacio, «propiedad de la Nación», para el uso y disfrute de la población, informó la Secretaría de Gobernación.

Luego de que ayer el empresario Ricardo Salinas Pliego celebró que un juez le otorgó una suspensión definitiva sobre el campo de golf y que ello permitía quitar los sellos que había puesto el gobierno federal, hoy la SG aclaró que este cambio jurídico no permite actividades en dicho campo.

Señaló que el agua ocupada por el campo de golf para regar el pasto representa el consumo de todos los pobladores de Oaxaca por 10 días y más de 2 años del consumo de la población de Santa María Huatulco. 

«La declaratoria como Área Natural Protegida Parque Nacional Tangolunda tiene por objetivo recuperar un bien público para el disfrute del pueblo de México y el medio ambiente de Huatulco», enfatizó. 

Recordó que conecta más de 17 mil hectáreas de selva en buen estado de conservación y hábitat de distintas especies de aves, mamíferos y flora endémica. 

La suspensión otorgada es para los efectos de “mantener vivo el ecosistema”, por lo que dicha medida no contraviene lo establecido en el decreto por el que se declara Área Natural Protegida. 

Al continuar los daños ambientales se buscará que la clausura se mantenga y comenzar el proceso de restauración del ecosistema. 

Apuntó también que el Parque Nacional Tangolunda une dos reservas, los parques nacionales Huatulco II y Ricardo Flores Magón. Esta conectividad permitirá conservar territorios para construir el desarrollo local y regional con justicia social y con bienestar para las poblaciones aledañas. 

El agua ocupada por el campo de golf para regar el pasto representa el consumo de todos los pobladores de Oaxaca por 10 días y más de 2 años del consumo de la población de Santa María Huatulco, que en contexto de estiaje es importante para la población del estado y el municipio, la cual podría contribuir a cubrir su necesidad del vital líquido. 

Además, los pozos utilizados no cuentan con las autorizaciones requeridas, ni concesiones necesarias para disponer del agua para regar pasto, por lo que su uso es ilegal. 

En el proyecto de restauración se contempla un parque público en el que se sembrarán 76 hectáreas de especies de selva baja, se restaurará el manglar y duna costera, se habilitarán senderos para que la gente tenga acceso directo a la playa, además de que se busca que sea un espacio público para toda la población de Huatulco y sus visitantes, ante la falta de infraestructura. 

«Con estas acciones se recupera un bien público para el disfrute de las comunidades y se garantiza la protección de la biodiversidad del estado de Oaxaca», aseguró la Secretaría.

Por su parte, la Semarnat señaló que la suspensión otorgada por un juez a un amparo sobre el campo de golf Tangolunda, es para los efectos de “mantener vivo el ecosistema”, por lo que no contraviene lo establecido en el decreto por el que se declara el sitio como Área Natural Protegida. 

WhatsApp