Hoy es 25 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se desmarcó este jueves de su antecesor, el republicano Donald Trump, subrayando que no demonizará a los migrantes ni separará a las familias.

“Esto es lo que no voy a hacer. No demonizaré a los migrantes diciendo que envenenan la sangre de nuestro país, como él mismo dijo. No separaré a familias. No prohibiré la entrada en Estados Unidos a la gente por su fe”, sostuvo en su discurso sobre el estado de la Unión.

Biden reiteró así la necesidad de que el Congreso saque adelante un acuerdo legislativo bipartidista que, afirmó, dará un alivio al sistema migratorio, pese a que organizaciones humanitarias reprochan que impone mayores restricciones en la frontera sur del país a cambio de un nuevo paquete económico de ayuda a Ucrania.

“Esto es Estados Unidos. Todos venimos de alguna parte, pero todos somos estadounidenses. Podemos pelear por la frontera o podemos arreglarla. Estoy preparado para arreglarla. ¡Aprueben la ley sobre la frontera ya!”, instó a los congresistas.

El acuerdo bipartidista se hundió en el Senado ante la oposición de los republicanos, empujados por Trump y su rechazo público a ese pacto, y desde entonces son constantes los llamados de Biden para que ambas bancadas se unan y lo desbloqueen.

Biden convirtió su discurso del Estado de la Unión en un animado argumento para tratar de conseguir la reelección.

Su discurso desde la tribuna de la Cámara de Representantes, pronunciado sólo ocho meses antes de las elecciones generales, se desarrolló como una entrevista de trabajo para el presidente más viejo en la historia del país, quien intenta calmar las preocupaciones de los votantes sobre su edad y su desempeño laboral, y marcar un contraste con su casi seguro rival de noviembre.

Elevando la voz, lanzó una diatriba contra su predecesor por no defender a los aliados estadounidenses en el extranjero y por acoger conceptos antidemocráticos en Estados Unidos.

“La libertad y la democracia están siendo atacadas, tanto en casa como en el extranjero, en este preciso momento”, dijo Biden, mientras llamaba al Congreso a otorgar su apoyo a Ucrania para defenderse de la invasión de Rusia. “La historia nos observa”.

Biden rápidamente se enfocó en las amenazas al interior del país, haciendo mención del ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio por parte de simpatizantes de Trump que buscaban revertir los resultados de las elecciones de 2020, y haciendo un llamado a combatir las amenazas a la democracia.

“Mi predecesor, y algunos de los aquí presentes, intentan enterrar la verdad sobre el 6 de enero. Yo no haré eso”, dijo. “Este es un momento para hablar con la verdad y enterrar las mentiras. Aquí les tengo una verdad simple. No puedes amar a tu país sólo cuando ganas”.

WhatsApp