Hoy es 23 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Un avión con Julian Assange a bordo aterrizó este miércoles en la capital australiana, Canberra. El fundador de WikiLeaks viajó hasta su país natal después de haber quedado oficialmente liberado por un tribunal en Saipán, en las Islas Marianas del Norte (un territorio no incorporado de EE.UU.).

En el marco de un acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense, el periodista se declaró culpable de un solo cargo, el de conspiración para obtener y difundir información de defensa nacional.

Como resultado, fue sentenciado a la misma cantidad de años que ha pasado en la cárcel hasta ahora, sin fijar período de libertad vigilada.

Por su parte, el Departamento de Justicia de EE.UU. emitió un comunicado en el que reiteró que la admisión de culpabilidad por parte del periodista «concluye un caso penal que se remonta a marzo de 2018».

«Tras la imposición de la condena, [Assange] partirá de Estados Unidos hacia su Australia natal», se señala, agregando que al activista se le prohíbe regresar a Estados Unidos sin permiso.

Assange abandonó la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, en la capital británica, este lunes por la mañana, después de 1.901 días de reclusión. El Tribunal Superior de Londres lo puso en libertad bajo fianza, tras lo cual el australiano abandonó el Reino Unido.
El periodista fue encarcelado en Belmarsh en 2019, luego de que el entonces presidente de Ecuador, Lenín Moreno, permitiera su arresto en la Embajada ecuatoriana en Londres, donde había permanecido en condición de asilado durante siete años, desde junio de 2012.
En junio de 2022, el Reino Unido aprobó la extradición de Assange a EE.UU. En mayo, el Tribunal Supremo británico determinó que Assange tenía derecho a apelar su extradición a EE.UU.

WhatsApp