Hoy es 15 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

El exjefe de despacho presidencial de Donald Trump, Mark Meadows, y el director de operaciones del día de las elecciones de Trump 2020, Michael Roman, se declararon inocentes el viernes en Phoenix de nueve cargos de delito grave por su papel en un intento de anular la derrota electoral de Trump en Arizona frente a Joe Biden

Meadows y Roman aparecieron por videoconferencia en audiencias breves y separadas ante la comisionada de la Corte Superior del Condado de Maricopa, Shellie Smith, quien fijó la fecha del juicio para el 31 de octubre.

Meadows y Roman hablaron durante las audiencias sólo para responder a las preguntas de Smith con sus nombres y fechas de nacimiento. Sus abogados intervinieron en su nombre para que formularan sus declaraciones de inocencia.

La acusación alega que Meadows trabajó con otros miembros de la campaña de Trump para enviar nombres de compromisarios falsos de Arizona y otros estados al Congreso en un intento por mantener a Trump en el cargo a pesar de su derrota en las urnas en noviembre de 2020.

El documento afirma que 11 republicanos de Arizona presentaron papeles en los que declaraban falsamente que Trump había ganado en Arizona. Biden ganó Arizona por más de 10 mil votos. La acusación también dice que Meadows confió a un miembro del personal de la Casa Blanca a principios de noviembre de 2020 que Trump había perdido las elecciones.

Roman está acusado en la imputación de trabajar estrechamente con los abogados de Trump Rudy Giuliani y Boris Epshteyn y otros para organizar los votos falsos de los compromisarios en Arizona y otros seis estados.

Fuera del tribunal, el abogado de Roman, Kurt Altman, prometió luchar contra los cargos.

“Mike Roman no tiene ninguna relación con Arizona. La razón de esta acusación está más allá de nosotros”, dijo Altman a los periodistas. «Pero vamos a afrontar la realidad y a defendernos».

La abogada Anne Chapman representó a Meadows de manera remota durante la audiencia. Hasta el momento, no ha respondido a una llamada telefónica y un correo electrónico de The Associated Press en los que se pedían comentarios en nombre de su cliente.

Giuliani, el exalcalde de la ciudad de Nueva York, se declaró inocente en mayo de nueve cargos de delito grave derivados de su papel en la iniciativa de los compromisarios falsos. La acusación de Arizona también incluye cargos de delito grave contra los abogados de Trump, John Eastman, Christina Bobb y Jenna Ellis.

Está previsto que Epshteyn, Ellis y James Lamon, otro republicano que afirmó que Trump ganó en Arizona, presenten sus alegaciones el 18 de junio.

Meadows y Roman ya se habían declarado inocentes en el tribunal estatal de Georgia por cargos que alegan que participaron en un esquema ilegal para tratar de revertir los resultados de las elecciones de 2020.

Roman fue acusado en Wisconsin el martes de falsificación por presuntamente entregar la documentación de los compromisarios falsos de ese estado a un miembro del personal de un congresista de Pensilvania para que luego la entregaran al entonces vicepresidente Mike Pence el 6 de enero de 2021, cuando el Congreso estaba certificando los resultados.

Otros estados donde se han presentado cargos penales relacionados con el esquema de los compromisarios falsos son Michigan, Nevada y Georgia.

WhatsApp