Hoy es 22 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

En el año 2013, Khalid Bin Mohsen Shaari, de Arabia Saudita, el sorprendente caso, fue reportado como la persona más pesada del mundo con un peso de 610 kg.

Mientras que un índice de masa corporal saludable está entre 19 y 25, el de Khalid estaba en 204. La situación era tan crítica que Khalid no había salido de su casa en dos años porque no podía caminar.

Al enterarse de esta impactante situación, el rey de Arabia Saudita decidió intervenir personalmente para ayudar a Khalid a recuperar su salud.

El rey ordenó que Khalid fuese sacado de su casa con un montacargas y llevado a la capital para recibir tratamiento médico y terapias especializadas.

Increíblemente, luego de varias cirugías, dietas estrictas y programas de rehabilitación física, Khalid logró perder más de 320 kg en solo 6 meses.

Sin embargo, debido a su peso inicial extremadamente alto, Khalid todavía no podía caminar. Determinadamente, dedicó los siguientes 4 años a continuar su arduo proceso de pérdida de peso.

Para el año 2017, Khalid había alcanzado un logro extraordinario: perdió un total de 542 kg y llegó a pesar 68 kg, marcando la mayor pérdida de peso registrada en la historia.

Hoy en día, Khalid puede caminar nuevamente. Su corazón y pulmones se han fortalecido significativamente, recuperando así una gran parte de su salud y movilidad.

La historia de Khalid no solo es un testimonio de su increíble fuerza de voluntad y perseverancia, sino también un recordatorio del impacto positivo que pueden tener el apoyo y la intervención médica adecuada en la vida de una persona.

Información tomada de El Imparcial

WhatsApp