Hoy es 23 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

El cáncer que afecta a Sarah Ferguson, ex esposa del príncipe Andrés, no se ha extendido, aseguran allegados a la duquesa de York quien, en este sentido, se sentiría muy aliviada.

Ferguson se sometió a una nueva intervención quirúrgica recientemente, luego de que durante el verano de 2023 tuvo una mastectomía. Según se da a conocer, el procedimiento fue exitoso y ahora tendrá que acudir a revisiones cada tres meses.

Sarah Ferguson recibe buenas noticias en su lucha contra el cáncer de piel

Fue en enero pasado cuando Sarah Ferguson confirmó que había sido diagnosticada con cáncer de piel, convirtiéndose de esta forma en la tercera integrante de la Familia Real (aunque ella ya no tiene un papel preponderante) en ver afectada su salud, tras el revuelo que causó el anuncio de que Kate Middleton sería operada y que el rey Carlos III también recibió un diagnóstico de cáncer.

Sin embargo, los buenos resultados que arrojó el procedimiento al que se sometió la duquesa de York permiten respirar con cierta tranquilidad a esta parte de la familia, en

Sarah Ferguson fue diagnosticada con dos tipos disintos de cáncer

Fue en junio de 2023 cuando comenzó el periplo de salud para Sarah Ferguson, duquesa de York, ya que durante una revisión de rutina se le detectó cáncer de mama, razón por la cual se sometió a una mastectomía.

Nunca ajena a ciertas polémicas, en agosto de 2023, Ferguson habló de su buen proceso de recuperación y reveló que decidió ponerle un nombre a su pecho reconstruido, por lo que ahora lo llama “Derek”, y dijo que lo considera como “un amigo” que le salvó la vida.

Sarah Ferguson, aliviada tras buen pronóstico del cáncer de piel

Durante la cirugía de reconstrucción de seno, el equipo médico de Sarah Ferguson detectó unos lunares sospechosos que tuvieron que ser analizados y arrojaron el diagnóstico de melanoma maligno, del que actualmente se recupera la duquesa de York.

Luego de una espera que mantuvo a la familia de Sarah Ferguson en vilo, para poder cerciorarse de que la operación reciente a que se sometió hubiera sido capaz de detener el cáncer, todo salió como esperaban. En este último procedimiento, los médicos comprobaron que el tumor maligno no se extendió ni a la piel ni a los ganglios linfáticos, por lo que la duquesa de 64 años simplemente tendrá que acudir a sus revisiones cada tres meses para asegurarse de que todo esté bien.

WhatsApp