Hoy es 21 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

SpaceX ha lanzado tres cohetes Falcon 9 en menos de 24 horas. El primero despegó a las 3:53 UTC del lunes con cuatro astronautas a bordo. Es la primera misión tripulada de larga duración en lo que va de año, y sus tripulantes se encuentran ya en la que será su casa durante los próximos seis meses: la Estación Espacial Internacional.

La misión espacial Crew-8 es la octava en la que SpaceX hace de transportista para la NASA con un cohete Falcon 9 y una nave Crew Dragon (sin contar la primera, que fue un vuelo de demostración). Además, es la segunda Crew Dragon que vuela en 2024 después de la misión Ax-3 de Axiom, un vuelo comercial de tres semanas que contó con la Agencia Espacial Europea entre sus clientes.

Aún más importante, Crew-8 es la décimo tercera misión tripulada en la historia de SpaceX, sumando las tres que le encargó la empresa Axiom y su primera misión civil, Inspiration4, la única que no viajó a la Estación Espacial Internacional.

50 puntos para Crew Dragon, cero para Starliner

Con Crew-8, las naves Crew Dragon de SpaceX han puesto en órbita un total de 50 personas. SpaceX sigue ampliando su brecha con la Starliner de Boeing, que todavía no ha podido realizar un vuelo tripulado de demostración para la NASA por una serie de retrasos y fallos de diseño.

Un detalle especialmente sangrante para Boeing es que los astronautas que llevaban años asignados a misiones Starliner han volado finalmente con SpaceX, como Nicole Mann, que comandó la misión Crew-5, o Jeanette Epps, que ha volado a bordo de esta nueva misión.

Además de Epps, ingeniera de 53 años, despegaron a bordo de la Crew-8 el piloto Matthew Dominick, de 42, el médico Michael Barratt, de 64, y el cosmonauta ruso Alexander Grebenkin. Todos ellos, astronautas de la NASA; salvo Grebenkin, que forma parte del acuerdo de intercambio de asientos entre Estados Unidos y Rusia con sus cohetes Soyuz.

En unos días, será la astronauta de la NASA Tracy Caldwell Dyson la que viaje a bordo de una nave rusa: la Soyuz MS-25. Lo hará acompañada de un cosmonauta de Roscosmos y de la primera astronauta bielorrusa, Marina Vasilevskaya, cuyo viaje ha sido descrito como un ‘pago’ de Putin a Bielorrusia por su apoyo en la guerra de Ucrania.

Volviendo a la tripulación de Crew-8, para todos es el primer vuelo al espacio, menos para Baratt. El especialista en medicina aeroespacial ha ido ya tres veces a la Estación Espacial Internacional, y en tres naves distintas: la Soyuz TMA-14, el transbordador espacial Discover y ahora, la Crew Dragon ‘Endeavour’.

Acoplados tras un breve susto previo al despegue

La Endeavour despegó sin problemas después de un breve susto por una grieta descubierta en el sello de la escotilla unos 30 minutos antes del despegue. La diminuta grieta de 0,13 centímetros cuadrados se encontraba en una capa exterior de silicona que sella la escotilla de acceso a la nave.

Este material se expanden al calentarse y se ‘autocura’ con el lanzamiento, pero la grieta se encontraba en el lado de sotavento de la Crew Dragon, por lo que los ingenieros estuvieron debatiendo si se calentaría lo suficiente como para arreglarse.

SpaceX y la NASA investigaron a contrarreloj si el hallazgo podía poner en riesgo la reentrada de los tripulantes, algo que no ocurrirá hasta dentro de seis meses, pero determinaron que la grieta tendría que ser el doble de grande para considerarse una preocupación.

La Crew Dragon tiene múltiples sellos redundantes, y este recubrimiento en concreto se vuelve a aplicar cada vez que se reutiliza una nave, así que la grieta debió aparecer como un defecto menor en el proceso de aplicación.

La Endeavour se acopló a la Estación Espacial Internacional 28 horas después de su lanzamiento. Los cuatro recién llegados pasarán a ser la Expedición 71 de la estación orbital. Fueron recibidos con saludos muy efusivos por la Expedición 70, que volverá a la Tierra en unos días. Ahora mismo hay 11 personas en la Estación Espacial Internacional y tres en la estación espacial china.

WhatsApp