Hoy es 04 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

Durante la transmisión del programa de televisión HoyGalilea Montijo se sumó a la dinámica que Paul Stanley y Pablo Chagra realizaron como parte de la ayuda profesional que reciben dentro del reality Reto 21, en el que buscan bajar de peso.

Luego de que el presentador y el influencer relataran sus malas experiencias por el sobrepeso que padecen, la conductora tomó la palabra y narró la ola de ataques que vivió por este aspecto tras debutar como mamá.

Galilea Montijo revela que sufrió Bullying tras su embarazo

“Yo viví este bullying y que en aquel entonces apenas comenzaban las redes sociales, que fue cuando tuve a Mateo, y a los 20 días, porque yo lo decidí, quería estar en Pequeños Gigantes. Si tú me preguntas si lo volvería a hacer, no lo volvería a hacer, pero vengo de una escuela en la que me enseñaron que aunque te duela la cabeza, aunque tengas problemas, hay que estar en el trabajo siempre presente, o sea, yo vengo de esta escuela del compromiso a mi trabajo”, platicó la tapatía.

“A los 20 días después de que tuve a Mateo, ya estaba con… todavía con las grapas de la cesárea, estaba haciendo Pequeños Gigantes, y los comentarios eran terribles, hirientes, yo lloraba, y claro, me comenzó a dar, me sometí a una dieta espantosísima que bajé 15 kilos en un mes, y después de un embarazo, gracias a Dios, yo no pude amamantar porque no bajó leche, y digo gracias a Dios porque creo que me hubiera ido peor, por haberme sometido a una dieta tan dura y tan fuerte”, narró sobre la dura experiencia que vivió.

Galilea Montijo entonces reflexionó: “Uno dice ‘es que uno vende imagen’, ¿imagen de qué?, ¿para quién?, yo no soy ejemplo para nadie, o sea, yo no me considero una persona, ni doy consejos, por eso, porque no creo que yo sea un ejemplo absolutamente para nadie, no me gusta dar consejos por lo mismo, pero sí creo que soy una persona que lo único que he hecho es trabajar toda mi vida, y amo mi trabajo, pero no me considero ejemplo a seguir”.

Pese a esta situación, defendió su decisión de haber ganado algunos kilos durante su embarazo. “En aquel entonces sí fue terrible porque yo traía 30 kilos de sobrepeso, después de haber dado a luz, que son los mejores kilos de mi vida, a mis 50 años te puedo decir que son los mejores kilos de mi vida, la mejor cicatriz de mi vida es la cesárea, las mejores estrías de mi vida, que se haya puesto así la panza por mi hijo”, dijo llorando.

Por último, la titular del programa Hoy manifestó que más allá de los ataques, no pudo contener el llanto por su hijo, pues como se recordará, el año pasado Gali reveló que Mateo ha sido víctima de bullying luego de ella destapara su romance con el fotógrafo Issac Moreno.

“Estoy muy sensible por mi hijo, ando muy sensible por mi hijo, y lo mejor que me ha pasado en esta vida es ser mamá. No lloro por el sobrepeso eh, lloro porque me estoy acordando de mi hijo, pero es bien cruel, la gente es bien cruel”, aclaró la también actriz.

WhatsApp