Hoy es 24 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

La policía dispersó ayer con gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes que irrumpió en la Universidad de Michigan durante la ceremonia de graduación, ondeando banderas de Palestina y mostrando mensajes de apoyo a su causa. Además, en la prestigiosa universidad de Princeton, al menos 14 alumnos comenzaron una huelga de hambre en solidaridad con Gaza y Cisjordania reocupada.

Un video en las redes sociales mostró a estudiantes enmascarados, algunos con hijabs, caminando entre la audiencia del estadio universitario con banderas palestinas y letreros con la leyenda: La Universidad de Michigan aporta fondos para el genocidio y ACAB, acrónimo de la frase inglesa All cops are bastards (Todos los policías son bastardos), informó el diario The Times of Israel.

En otros video se ve a un hombre entre las butacas del estadio, que se paró y gritó: ¡Lárguense! Mientras en una pantalla del coloso deportivo desplegó un mensaje pidiendo a los manifestantes salir del recinto, al tiempo que la multitud comenzó a corear ¡Estados Unidos, Estados Unidos, Estados Unidos!

La primera advertencia fue: Respetuosamente, pedimos silencio. La Universidad de Michigan reconoce el derecho a disentir, pero también el derecho de los oradores a ser escuchados.

La policía entró al estadio cuando la tercera advertencia era desplegada en la pantalla, La disrupción ha continuado luego de dos advertencias; en un esfuerzo por continuar con este evento, los disruptores serán escoltados fuera de las instalaciones. En redes sociales se dijo que el suceso duró pocos minutos.

En tanto, 14 universitarios de Princeton, al suroeste de Nueva York, declararon antier el comienzo deuna huelga de hambre indefinida en solidaridad con la población de la franja de Gaza, objeto de una ofensiva militar israelí. Los manifestantes llevan 10 días acampando en el campus en lo que llamaron Acampada de Solidaridad con Gaza.

La huelga de hambre comenzó el viernes y continuará hasta que se satisfagan sus demandas: reunión con la dirección de la universidad para tratar las inversiones relacionadas con Israel y propuestas de desinversión y boicot cultural y académico a Israel, informó el comité organizador de la movilización.

Así manifiestan su solidaridad con el pueblo de Palestina, que ha sido sistemáticamente sometido a la hambruna y privado de alimentos en lo que es ya uno de los peores desastres humanitarios.

También pidieron la amnistía por las sanciones penales y disciplinarias impuestas a los participantes en la protesta y dar marcha atrás a las prohibiciones de acceso al campus y las expulsiones de estudiantes de los colegios mayores, informó el portal de noticias North Jersey.

Un total de 15 manifestantes fueron detenidos el lunes en esta casa de estudios y cientos fueron arrestados en otras protestas pro palestinas en campus de todo Estados Unidos.

Otra original demostración a favor del pueblo gazatí ocurrió ayer durante la graduación de alumnos de la Universidad de Northeasthern en Boston, en la que los estudiantes protestaron con sus teléfonos celulares al ser nombrados mientras se graduaban.

Al pasar al estrado los alumnos mostraron mensajes de protesta en sus celulares contra la guerra en el enclave palestino, mientras alguien los grababa con otro celular para transmitirlo en redes sociales.

Por otra parte, ayer en la Universidad de Virginia las fuerzas del orden aprehendieron a 25 activistas luego de que docenas de policías con equipo especial rodearon un campamento de alumnos y usaron gas pimienta para dispersar la protesta pacífica que cumplía nueve días, informó The Washington Post.

Más de 2 mil 300 personas han sido arrestadas en campus de todo el país en las dos semanas recientes, de acuerdo con el rotativo.

En tanto, 88 miembros del Partido Demócrata firmaron una carta dirigida al presidente Joe Biden en la que denunciaron la interferencia de Israel en la entrega de ayuda humanitaria en la franja de Gaza en violación de la ley federal.

La coalición de la fuerza política que abandera a Biden escribió a la Casa Blanca que las restricciones de Israel a los esfuerzos de entrega de ayuda humanitaria respaldados por Estados Unidos han contribuido a un desastre humanitario sin precedente para los civiles palestinos y a informes creíbles de hambruna en partes de Gaza.

La misiva sostiene que el apoyo de Estados Unidos a Israel, no debería ser un cheque en blanco y que la sección 620I de la Ley de Asistencia Exterior prohíbe al país brindar asistencia de seguridad a naciones que impidan la entrega de la asistencia.

Deje claro al primer ministro Netanyahu que mientras Israel restrinja, directa o indirectamente, la entrega de ayuda humanitaria a Gaza, el gobierno israelí está arriesgando su elegibilidad para recibir más asistencia de seguridad por parte de Washington, escribieron los legisladores de la Cámara de Representantes, informó The Independent.

Con información de La Jornada

WhatsApp