Hoy es 14 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Fiel a su estilo bronco, el presidente de Argentina, el ultraderechista Javier Milei, aprovechó el discurso público que realizó en la sede de la Comunidad de Madrid para lanzar acusaciones veladas contra el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, y contra su familia, con alusiones a los presuntos casos de corrupción abiertos contra su esposa, Begoña Gómez, y su hermano, David Sánchez. Además, el mandatario argentino realizó un alegato contra el concepto de la “justicia social” en el que también intercaló una nueva andanada contra el presidente español, al que señaló por no saber de economía y quererse “llevar a cuestas” al pueblo español con sus políticas públicas.

Milei visitó por segunda Madrid en menos de un mes. La primera fue el pasado 17 de mayo, cuando participó en el foro de la extrema derecha europeo organizado por Vox, Viva24, en el que pronunció un discurso que provocó la crisis diplomática entre ambos países más grave de las últimas décadas. Entonces señaló a la esposa de Sánchez como “corrupta”, lo que desató la ira del Ejecutivo español, que exigió una rectificación y como ésta nunca se produjo decidió retirar a su embajadora en Argentina.

De ahí la expectación que provocó esta segunda y breve visita, que además contó con un giro de guión de última hora: en principio sólo venía a la entrega de un premio por parte de la fundación ultraliberal Juan de Mariana, pero el gobierno de la Comunidad de Madrid, de la derechista Isabel Díaz Ayuso, decidió concederle la medalla internacional de su gobierno. Un gesto calificado por el gobierno español de “deslealtad inaceptable”.

El avión de Milei aterrizó en Madrid alrededor de las tres de la tarde, en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz, donde suelen llegar las autoridades extranjeras. Ahí recibió todo el amparo y la protección del gobierno español, a pesar de que se trataba de una visita “privada”, según especificó el ministerio de Asunto Exteriores. De ahí se dirigió a un céntrico hotel, donde descansó unas horas para posteriormente ir rumbo a la sede del gobierno regional, situado en la céntrica Puerta del Sol. Ahí fue recibido por centenares de personas, la mayoría argentinos residentes en España, que coreaban su nombre y gritaban sus habituales consignas, como “¡Viva la libertad, carajo!”. Pero también había otra concentración, un poco menos numerosas, de detractores de sus políticas públicas.

Después, ya en el interior del inmueble, Milei recibió de manos de Díaz Ayuso la polémica medalle, para posteriormente tomar la palabra y arremeter de nuevo contra el gobierno español, que en esos momentos era su anfitrión. E inició con palabras contra “los socialistas”, a los que acusó de crear “un monstruo horrible y empobrecedor llamado justicia social. Una idea aberrante”, afirmó. Para posteriormente hacer su primera alusión a Sánchez y su familia: (los socialistas) suelen enarbolar cuestiones nobles, pero la discrecionalidad siempre juega una mala pasada, digamos siempre hay filtraciones en las porosas manos de los políticos. Quizá no es la del político directamente, quizás es la del hermano o de la pareja y el que quiera entender que entienda”.

Después de hacer un repaso por la situación económica que heredó y que según él ya ha encaminado, Milei volvió a referirse a Sánchez: “El conocimiento en economía lleva al liberalismo. Si los socialistas entendieran de economía no serían socialistas. Pero bueno, parece que una de las excepciones a la regla la tienen ustedes con el señor Sánchez, que evidentemente a pesar de haber estudiado economía o no entendió o le gusta mucho el Estado para llevarse a cuestas a los españoles. Pero tengo esperanza de que estén despertando como despertó la Argentina”.

Después Milei se trasladó al Casino de Madrid, donde cenó con representantes de las fundaciones, institutos de estudio, empresarios y dirigentes políticos que pugnan por imponer en el país el ideario neoliberal, que es el que defiende el Instituto Juan de Mariana, que es el que concede el galardón y al que no se permitió la entrada a los medios de comunicación. En la puerta del lugar donde se celebró la cena, un grupo de unas mujeres de colectivos feministas protestaron con el torso desnudo, donde se pintaron palabras contra la presencia de Milei, con lemas como “La cena de los fascistas”.

Milei viajó acompañado de su hermana, Karina Milei, que compartirá mesa con algunos representantes del pensamiento ultraliberal en España, como los economistas Juan Ramón Rallo y Daniel Lacalle, Rubén Manso, presidente del Centro Diego de Covarrubias y exdiputado de Vox; Diego Sánchez de la Cruz, director de Foro Regulación Inteligente, el catedrático de Economía Política Jesús Huerta de Soto, uno de los “gurús” económicos de Milei, y que será una de las personas que hablará durante la cena.

A la cena está prevista también la presencia de el escritor peruano Mario Vargas Llosa, que apoya desde su Fundación Internacional para la Libertad (FIL) la expansión de este tipo de ideas en el sector público, y el líder de Vox, Santiago Abascal.

Coincidiendo con la visita de Milei a España, trascendió que el ex presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el cineasta Pedro Almodóvar firmaron una carta en la que se exige la liberación de las personas detenidas por el gobierno de Milei durante las movilizaciones del pasado 12 de junio. En la carta advierten que “la mayoría de las detenciones se produjeron a más de diez cuadras de la Plaza Congreso, en un momento en el que las personas se estaban desconcentrando luego de recibir una andanada de gases lacrimógenos y balas de goma por parte de las Fuerzas Federales y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Las personas privadas de su libertad han recibido durante su detención malos tratos”. Entre los firmartes de la carta destacan Rafael Correa (ex Presidente de Ecuador), Ernesto Samper (ex Presidente de Colombia), Evo Morales (ex Presidente de Bolivia) y Alberto Fernández (ex Presidente de Argentina). Y otros ciudadanos españoles, como el ex juez Baltasar Garzón, los cineastas Montxto Armendariz, Marisa Paredes, Emma Suárez, Juan Diego Botto y Carlos Bardem, entre otros.

Después de España, Milei viajará a Alemania, donde mantendrá una reunión con el gobierno de Olaf Scholz, que decidió acortar y reducir al máximo la exposición pública ante las criticas de Milei a Sánchez, y a la República Checa, donde sí se reunirá con el presidente del país, Petr Pavel.

WhatsApp