Hoy es 25 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

Emmanuel Macron lanzó una alerta sobre el creciente peligro internacional de la Rusia gobernada por Vladímir Putin, a la que acusó de mostrar una “voluntad de agresión” hacia Europa.

“Rusia se ha convertido en un actor metódico de desestabilización mundial” mediante sus agresiones militares y sus crecientes campañas de desinformación y de ciberataques, afirmó el presidente francés.

En una intervención muy dura al abrir una rueda de prensa tras firmar un acuerdo bilateral de seguridad con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, Macron advirtió de que “Rusia ha entrado en una nueva fase” en las que esas campañas “se han multiplicado” y “han superado los límites”.

“Ese cambio de postura marca claramente una voluntad de agresión hacia nosotros”, consideró, y por ello “debemos ser lúcidos”, a fin de “abrir una nueva fase de reflexión operativa y estratégica” sobre cómo responder a Moscú.

El lunes, los ministros de Exteriores de Francia, Alemania y Polonia propusieron, tras una reunión al lado de París, que la Unión Europea ponga en marcha mecanismos de defensa contra las campañas rusas de desinformación y de ataques informáticos.

El presidente francés acusó a Rusia -luego precisó que era mejor emplear el término “régimen del Kremlin”- de ser “una potencia imperialista” y “revisionista”, además de que alienta la inestabilidad en África y Oriente Medio.

El lunes, los ministros de Exteriores de FranciaAlemania y Polonia propusieron, tras una reunión al lado de París, que la Unión Europea ponga en marcha mecanismos de defensa contra las campañas rusas de desinformación y de ataques informáticos.

Macron también dijo que Moscú “debe dar explicaciones sin tardar” sobre sus supuestos planes para desplegar un arma nuclear en el espacio, y pidió que las organizaciones internacionales se impliquen en lo que considera un aumento de las violaciones rusas del derecho internacional.

Preguntado acerca de si con estas palabras temía un conflicto con Rusia, respondió que no quería “inquietar” pero que es necesario reconocer que “el régimen del Kremlin ha endurecido sus agresiones” que, sin ser una guerra, “son formas de conflicto”.

La reunión Macron-Zelenski tuvo lugar con el trasfondo de la muerte en prisión del principal opositor ruso, Alexei Navalni, que el presidente francés atribuyó a un indicio de la “debilidad” del Kremlin de cara a las próximas elecciones presidenciales rusas.

Macron señaló que la creciente agresividad rusa se produce después de que el Kremlin haya sufrido varias “derrotas estratégicas”, como la incapacidad para anexionarse Ucrania en una guerra que pensaba cerrar en “algunas semanas”.

Como resultado de la guerra, “Ucrania se unirá a la Unión Europea y espero que a la OTAN”, pero además el conflicto “ha empujado a Suecia y a Finlandia a la OTAN“, resaltó el dirigente francés somo muestra de otros fracasos de la estrategia de Putin.

Ambos presidentes firmaron un acuerdo bilateral de seguridad, el tercero que firma Ucrania en Europa tras el cerrado también hoy con Alemania y en enero con el Reino Unido en enero. Además, Kiev negocia acuerdos similares con otros países.

Se trata de la materialización el compromiso adquirido por los países del G7 en la cumbre de la OTAN celebrada en Vilna el año pasado de cerrar pactos de este tipo con Kiev, que tengan vigencia hasta el ingreso del país en la Alianza.

El acuerdo firmado en París establece que Francia entregará durante este año a Ucrania una ayuda valorada en 3.000 millones de euros, tras los 2 mil 100 millones de 2023 y los mil 700 de 2022.

El pacto, que tendrá una vigencia de 10 años, “muestra nuestra determinación a apoyar a Ucrania a largo plazo”, afirmó Macron.

Zelenski celebró que Macron se comprometiera a enviar más artillería y municiones en plena escalada de los ataques rusos sobre el frente del este de Ucrania. “Es, una vez más, un paquete importante” de ayuda, valoró.

El presidente francés también se comprometió a realizar una nueva visita a Ucrania “antes de mediados de marzo”.

WhatsApp