Hoy es 23 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos ha vuelto a suspender la ley migratoria de Texas, que permite a las fuerzas de seguridad fronterizas arrestar a migrantes irregulares que ingresen a territorio estadounidense desde México, apenas horas después de que la Corte Suprema levantó el bloqueo.

En un breve fallo, un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos votó a favor de anular una decisión anterior que había puesto temporalmente en vigor la ley, conocida como SB4, lo que a afectos prácticos permitía a las autoridades estatales implementar la medida mientras continúa la disputa legal.

Horas antes, la Corte Suprema había rechazado una solicitud de emergencia presentada por el Departamento de Justicia en la que pedía al tribunal pronunciarse al respecto, sin explicar sus razones para levantar el bloqueo. Ante la decisión, la Casa Blanca indicó que la ley migratoria es “perjudicial e inconstitucional”, mientras que el Gobierno de México “rechazó tajantemente” la medida que fomenta la “criminalización” de los migrantes o el “perfilamiento racial”.

“México reconoce la importancia de una política uniforme en materia migratoria y los esfuerzos bilaterales con ese país para que la migración de personas sea de manera segura, ordenada y con respeto a sus Derechos Humanos (…) México no aceptará, bajo ninguna circunstancia, repatriaciones por parte del estado de Texas”, agregó.

La ley promulgada por el gobernador de Texas, Greg Abbott, en diciembre de 2023 –conocida como SB4–, castiga con hasta 180 días de cárcel y una multa de hasta 2 mil dólares cruzar al estado de forma ilegal. El reingreso se tipificó como un delito grave castigado entre dos y 20 años de cárcel, dependiendo de los antecedentes del migrante.

Esta medida es un nuevo esfuerzo de Texas para desafiar al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en materia migratoria. Abbott mandó transportar en autobuses a decenas de miles de migrantes a ciudades gobernadas por demócratas, como Chicago o Nueva York.

Las autoridades del estado instalaron una cadena de boyas gigantes en el río Bravo para evitar que los migrantes crucen hacia territorio estadounidense. Abbott ha impulsado otras iniciativas contra la migración, tales como el despliegue de alambre de púas de kilómetros en los pasos más transitados o la creación de puestos de control.

WhatsApp