Hoy es 02 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

Al menos 46 personas fallecidas, varias otras decenas desaparecidas, miles de evacuados y más de mil casas destruidas, es el saldo provisorio que van dejando diversos incendios forestales que se desataron en la región de Valparaíso, aledaña a la capital chilena, y que hasta la tarde del sábado permanecían incontrolables debido a la multiplicidad de focos, las altas temperaturas y el viento reinante que acelera la expansión de las llamas.

La gravedad de los siniestros en el entorno de ciudades como Viña del Mar, Quilpué, Limache, Villa Alemana, Casablanca y otras, y su avance imparable, forzó al presidente Gabriel Boric a decretar estado de emergencia constitucional de catástrofe, así como toque de queda en algunas de aquellas localidades, para mantener el orden público y facilitar el ataque a los siniestros.

Los a lo menos siete frentes de fuego en Valparaíso habían consumido desde el viernes unas 3 mil hectáreas de bosques de eucalipto, pino, especies nativas y pastizales aledaños a las viviendas y poblaciones siniestradas.

La topografía, plagada de cerros y profundas quebradas, hacía complejo el ataque de las llamas, pese al a ratos dramático esfuerzo de los bomberos forestales, militares, aviadores y civiles.

Los fuegos, que tienen 99 por ciento de origen provocado por la acción humana y, en no pocos casos, una intencionalidad criminal, se han visto atizados por temperaturas que rondan los 40 grados centígrados, una ola de calor que se prolonga por casi todo el verano austral.

Al respecto, el gobierno de México expresó este sábado sus condolencias y anunció que apoyará a los mexicanos que así lo requieran.

La Embajada de México en Chile permanece en alerta permanente en caso de que connacionales resulten afectados por estos hechos y llamó a la comunidad mexicana residente en la región afectada a seguir las indicaciones y recomendaciones que formulen las autoridades correspondientes, de acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El teléfono de emergencias de la sección consular de la embajada mexicana (+56 9 9682 3061) está a la disposición de los connacionales que requieran apoyo u orientación.

“El gobierno de México expresa sus condolencias a las familias de las personas fallecidas y su solidaridad a las personas afectadas, al tiempo que manifiesta su total disposición en caso de que el Gobierno de la República de Chile solicite apoyo”, indicó la Cancillería.

Con información de Arturo Sánchez Jiménez y La Jornada

WhatsApp