Hoy es 13 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Beryl tocó tierra en la madruga del lunes cerca de la localidad texana de Matagorda, a 85 millas al sur de Houston, como huracán de categoría 1 con vientos sostenidos de 80 millas por hora.

Se ha debilitado a tormenta tropical, con vientos de 65 millas por hora. El Centro Nacional de Huracanes pronostica que avance por el este de Texas hacia el valle del Mississippi. Hay 121 condados texanos con declaración de desastre y al menos dos muertos.

Más de dos millones de hogares y empresas han perdido la electricidad por el golpe de la tormenta, que antes de llegar a Texas cruzó varias islas del Caribe, dejando más de una decena de muertos, y Yucatán (México).

Más de 2.7 millones de casas y negocios en el área de Houston están sin electricidad, según funcionarios del CenterPoint Energy y el servicio no podrá restablecerse mientras los vientos no disminuyan su intensidad, aseguró el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, quien está ejerciendo como gobernador mientras Greg Abbott viaja fuera del país.

“No hemos dormido”, dijo Eva Costancio viendo un gran árbol que cayó sobre el tendido eléctrico en su vecindario en el suburbio de Rosenberg, en Houston. Costancio, de 67 años, contó que llevaba al menos cuatro horas sin el servicio y que le preocupaba que la comida en su refrigeradora se estropeara.

“Estamos luchando por tener comida y perderla sería difícil”, lamentó.

En su actualización más reciente el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió que al este de Texas persisten las condiciones “muy peligrosas” que incluyen marejadas ciclónicas potencialmente mortales, vientos huracanados e intensas lluvias que podrían provocar deslaves.

Beryl, que se debilitó de huracán de categoría 1 a tormenta tropical tras tocar tierra en la costa de Texas, se encuentra a unas 45 millas al noroeste de Houston. La tormenta tiene vientos máximos sostenidos de 65 mph y se mueve hacia el noreste a 13 mph, indicó el NHC.

WhatsApp