Hoy es 28 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

El príncipe Harry voló a Londres desde California este martes para una serie de eventos relacionados con los Juegos Invictus, y la gran duda ante esta nueva visita era si aprovecharía para reunirse con su papá o con su hermano William, con quienes mantiene una relación bastante tensa desde que abandonó su rol institucional en la monarquía y habló sobre sus problemas con la familia en una entrevista, una serie documental y un libro de memorias.

Carlos está muy ocupado para ver a Harry en su visita a Londres

Su representante decidió cortar de raíz las especulaciones al respecto confirmando que no podrá ver al rey porque este tiene una agenda repleta de compromisos ahora que ha retomado sus apariciones públicas tras tomarse un tiempo para recuperarse después de que le diagnosticaran cáncer.

«En respuesta a las muchas preguntas y continuas especulaciones sobre si el duque se reunirá o no con su padre durante su estancia en el Reino Unido esta semana, lamentablemente no será posible debido al programa completo de Su Majestad», explicó a través de un comunicado.

«El Duque, por supuesto, es comprensivo con la agenda de compromisos y otras prioridades diversas de su padre y espera verlo pronto».

Harry pasó la mayor parte del martes en reuniones relacionadas con los Juegos Invictus, y está previsto que hoy miércoles pronuncie un discurso en un servicio de acción de gracias por el décimo aniversario de la competición que cofundó para veteranos heridos en la catedral de San Pablo.

La apretada agenda del rey Carlos que le impide ver a Harry

Por su parte, el rey Carlos tiene programadas reuniones a lo largo de toda la mañana y se espera que asista a una fiesta en el jardín del palacio de Buckingham por la tarde, antes de su reunión semanal con el Primer Ministro Rishi Sunak.

Mañana se ausentará de Londres debido a un compromiso público, y se cree que para entonces su hijo ya habrá salido rumbo a Nigeria para asistir a una serie de compromisos con su esposa Meghan, duquesa de Sussex.

La última vez que padre e hijo se vieron en persona fue en febrero, cuando Harry hijo un viaje exprés al Reino Unido después de que se anunciara que al soberano de 75 años se le había diagnosticado cáncer. Aunque la reunión duró sólo 30 minutos, Harry insistió más tarde en que estaba agradecido de pasar cualquier tiempo que pueda con su padre.

«Quiero a mi familia. Y el hecho de haber podido subirme a un avión e ir a ver a mi padre y pasar algún tiempo con él, estoy agradecido por ello…», aseguró en el programa ‘Good Morning America’. «Tengo otros viajes planeados que me llevarían por el Reino Unido o de vuelta al Reino Unido, así que pararé y veré a mi familia todo lo que pueda».

WhatsApp