Hoy es 02 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

Unos días después del bombazo del fichaje de Lewis Hamilton por Ferrari, que puede provocar movimientos a lo largo de toda la parrilla en 2025, con Carlos Sainz y Fernando Alonso metidos de lleno en las quinielas, se ha producido otro terremoto de consecuencias insospechadas.

Se trata de la investigación interna que ha abierto Red Bull desde su sede matriz en Austria sobre su director deportivo en la F1, Christian Honer y que ha sido confirmada por la escuadra de las bebidas energéticas. «Se ha iniciado una investigación independiente sobre las últimas acusaciones. La está llevando a cabo un abogado investigador independiente externo y se completará lo más rápido posible», ha reconocido Red Bull GmbH en un comunicado oficial, según está publicando la web alemana ‘Motorsport-Total.com’ .

No está claro qué hay exactamente detrás de las acusaciones contra Horner. En varios medios de comunicación, incluidos los holandeses ‘De Telegraaf’ y ‘F1-Insider.com’, se habla de un «comportamiento inadecuado hacia un empleado del equipo de carreras».

Según sostiene la página ‘Motorsport-Total.com’, las acusaciones de comportamiento supuestamente inapropiado se hicieron por primera vez a finales de la semana pasada y se empiezan a saber lo detalles, aunque se quiere preservar la presunción de inocencia del directivo británico, ganador de siete títulos mundiales con Vettel y Verstappen en la F1, y jefe de Adrian Newey, uno de los mayores activos técnicos del campeonato.

Ahora se dice que en la sede de Red Bull, en Fuschl (Austria), manejan un expediente con material «incriminatorio que aglutina las acusaciones». Estos se están investigando ahora internamente en Red Bull, y se discutirán nuevas acciones y posibles consecuencias al más alto nivel directivo», dice la información, aunque se mantiene hacia fuera la lñogica presución de inocencia de Horner.

Recomendación para que se vaya

Por otro lado, otras fuentes del ‘paddock’ aventuran ya en este momento que desde Red Bull se le ha recomendado «de forma amistosa, que presente su dimisión de forma voluntaria», como jefe del equipo y que deje su actual puesto. Sin embargo, es posible Horner haya rechazado la proposición en su reacción inicial.

El lunes tuvo lugar en las oficinas de la FOM en Londres una reunión prevista de la Comisión de Fórmula 1, en la que Horner estuvo presente en su calidad de jefe del equipo Red Bull. Según ‘De Telegraaf’, lo único que puede decir al respecto es: «Niego categóricamente estas acusaciones».

Marko no dice nada

Aparte del comunicado oficial, no se ha comunicado más información por el momento. Ni siquiera por parte de Helmut Marko, asesor ejecutivo de Red Bull Racing, quien siendo preguntado por ‘Motorsport-Total.com’ se limitó a contestar: «No voy a decir nada al respecto», al medio alemán.

Se esperan noticias en las próximas horas sobre un tema que parece complicado y del que aún no se conocen las acusaciones concretas que se han hecho sobre Horner.

¿Una lucha interna de poder?

Según los abogados defensores de Horner, él está siendo víctima de una lucha de poder interna dentro de la familia Red Bull. Cuando estaba vivo el fundador de la compañía, Dietrich Mateschitz, Horner podía contar con el apoyo incondicional del austriaco, pero ahora, eso habría cambiado.

«Los defensores de Horner dicen que las acusaciones son difamaciones destinadas a derrocarlo del poder en un intento de arrebatarle el control en la sede de Salzburgo», según está recogiendo ‘Daily Mail’. En esta ciudad austriaca se encuentra la sede del fabricante de bebidas energéticas.

El periódico británico también afirma que el diario holandés ‘De Telegraaf’ habría sido amenazado con acciones legales si hacía públicas las acusaciones sobre Horner. Al final, fue ‘F1-Insider’ el primero en dar la noticia, seguido poco después por la citada publicación holandesa.

WhatsApp