Hoy es 03 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

¡Un Super Bowl para la historia! En un choque se definió en tiempo extra los Kansas City Chiefs vencieron 25-22 a los San Francisco 49ers para coronarse por tercera vez en los últimos cinco años, consolidando la nueva dinastía de la liga.

Patrick Mahomes se fajó dos veces, una para liderar la ofensiva al gol de campo que mandó el juego al añadido y la segunda, en tiempo extra, logrando el pase de touchdown definitivo para llevarse el tercer título a su cuenta, convirtiéndose también en bicampeón.

Primera mitad dominada por las defensas

Luego de que los corredores estelares Christian McCaffrey e Isaiah Pacheco cometieran sendos balones sueltos cuando sus ofensivas se encaminaban a abrir el marcador, el cero se rompió gracias a la pierna de Jake Moody, quien conectó de 55 yardas.

Los Chiefs no reaccionaban y San Francisco volvió a pegar, esta vez por conducto de McCaffrey, quien se repuso de su error para luego llevar a la zona de anotación un pase lanzado por el receptor Jauan Jennings. Cuando expiraba la primera mitad recortaron la diferencia con un gol de campo de Harrison Butker y se fueron al descanso 10-3.

El tercer cuarto fue todo para los Chiefs

Tras el show de medio tiempo obra de Usher, el partido se decantó del lado de Kansas City, pues los Chiefs pusieron diez puntos en el marcador sin respuesta, primero con el gol de campo más largo en la historia del Super Bowl, uno de 57 yardas de Butker.

Pero vino un error clave en los equipos especiales cuando Darrell Luter Jr. tocó el ovoide con el pie en una patada de despeje y lo dejó libre para que lo recuperara Kansas y Patrick Mahomes no desaprovechó el regalo con un envío de touchdown para Marquez Valdes-Scantling para ponerse arriba 13-10.

El Super Bowl a tiempo extra por segunda vez en la historia

Ya en el cuarto periodo respondió Brock Purdy, pues Mr. Irrelevant encontró al héroe inesperado, Jauan Jennings, en las diagonales y recuperaban la ventaja, pero el punto extra de Moody fue bloqueado y mantuvo la diferencia en tres unidades y dicha acción fue clave.

Ya solamente hubo intercambio de goles de campo entre Jake Moody y Harrison Butker, quien envió el partido a tiempo extra con una patada cuando quedaban seis segundos, convirtiéndose este en el segundo Super Bowl que se iba a tiempo extra, siendo el primero aquel en que los New England Patriots vencieron 34-28 a los Atlanta Falcons en la edición 51.

El tiempo extra definió el monarca del Super Bowl LVIII

Ya en el agregado, San Francisco ganó el volado y pidió el balón, moviendo una ofensiva que llegó hasta el otro lado, aunque no pudieron cuajar un touchdown y se conformaron con un gol de campo de Jake Moody.

Pero ante Patrick Mahomes no se puede pestañear y el quarterback lideró una serie ofensiva maravillosa que culminó con un pase corto para que Mecole Hardman se metiera a la zona de anotación, dejando el marcador final 25-22.

Con información de FoxSports

WhatsApp