Hoy es 15 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

Fin de semana de pesadilla para Red Bull en el Gran Premio de Mónaco, donde uno de los más afectados fue Sergio Checo Pérez al sufrir un aparatoso accidente contra los Haas.

Un percance que pegará en las arcas económicas de la escudería de bebidas energéticas y que los pondrá en desventaja respecto a sus oponentes, por lo menos, así lo considera Helmut Marko.

Helmut Marko advierte de posible sanción a Sergio Pérez

El asesor de Red Bull analizó las actividades en Montecarlo, e insistió cómo tendrán que abrir la cartera para reparar el RB20 de Checo: «Sergio Pérez tuvo un costoso percance en la primera vuelta que nos costó entre dos y tres millones de euros«, comenzó en su columna en Speedweek.

Agregando que «esto supone una grave desventaja debido al límite presupuestario, ya que dicho daño afecta al presupuesto de desarrollo».

Es por eso que Helmut Marko considera que las modificaciones podrían acarrear más castigos a Checo Pérez por exceder el número de piezas disponibles para la temporada de Fórmula 1.

«Tampoco sabemos aún cómo están la caja de cambios y el motor, por lo que el accidente podría dar lugar a sanciones adicionales si tenemos que superar la cuota permitida», insistió.

A pesar de que el Haas impactó contra Checo, el austriaco considera que fue un incidente de carrera: «Sergio Pérez estaba en la línea de carrera y Magnussen fue muy optimista al respecto, pero tenemos que aceptarlo, el riesgo de accidentes así está ahí y, ahora, tenemos que asumir los costos«.

F1: Problemas para Red Bull rumbo al GP de Canadá

Para finalizar, Helmut Marko fue autocrítico con el nivel de Red Bull en el GP de Mónaco, quien reveló los problemas que tuvieron que sortear debido a que los datos que tenían eran los incorrectos.

«Tuvimos más problemas para pasar por encima de los bordillos, pero seguíamos saltando como ‘canguros’. Esto se adaptó relativamente bien para la clasificación y podríamos suponer que Max habría estado en la primera fila de la parrilla. Pero, por supuesto, si tienes un coche tan nervioso, incluso un conductor como Max puede cometer un error», insistió.

Para el asesor deportivo de la escudería de bebidas energéticas, es un panorama parecido al que vivirán en la próxima carrera de Fórmula 1: «El problema empieza en el simulador, que indicaba que el coche pasa perfectamente por los bordillos. En pocas palabras, esto significa que el simulador y la realidad no se correlacionan».

«Y Mónaco no fue el primer circuito donde tuvimos este problema, fue el primer caso relativamente fuerte en Singapur. El simulador escupió algo que no correspondía a la realidad. Este es el primer punto por donde comenzaremos. Así que somos optimistas de que al menos podemos descubrir por qué el simulador produce datos que no se corresponden con la realidad, así que Montreal también podría ser un fin de semana difícil para nosotros».

WhatsApp