Hoy es 23 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Sergio Pérez se mostró cauto ante una posible salida de Max Verstappen, donde su siguiente parada sería Mercedes tras el escándalo que ha salpicado a su papá con Christian Horner.

En conferencia de prensa en Albert Park, Checo restó importancia al rumor de su coequipero, aunque reconoció que, si se da, sería un duro golpe para Red Bull.

«No sé qué cláusula tiene Max en su contrato, creo que es mejor que se lo preguntes a él. Hasta donde sé, tiene contrato y está totalmente comprometido con el equipo«, mencionó.

Ante ello, Checo Pérez se deslindó del ‘terremoto’ que envuelve al equipo de Milton Keynes: «El resto no me corresponde comentarlo, no tiene nada que ver conmigo. Me centro en mis decisiones y en lo que tengo que hacer, así que estemos hablando de otros pilotos cuando no conocemos ninguna información, no le veo sentido a hacerlo».

Y es que Sergio Pérez considera que el ambiente en Red Bull sigue igual, por lo que pide enfocarse a lo que pase en la pista, como ahora tocará con el GP de Australia.

«Ahora mismo, la dinámica de todo el equipo es buena y están trabajando muy bien juntos todos los ingenieros están unidos y eso se nota en la pista, en lo eficientes que hemos sido en los últimos años. No veo ninguna razón para cambiarlo. Pero obviamente sería un golpe para el equipo que Max se fuera«.

Sergio Pérez confía en las mejoras para el GP Australia

Por otra parte, el piloto mexicano de 34 años expresó optimismo para la carrera que se disputará en Melbourne el fin de semana y ve viable seguir con el dominio con el que arrancaron la Temporada 2024.

«Creo que el equipo está en una posición muy fuerte, con los resultados que estamos teniendo actualmente, la armonía que hay en el equipo, creo que para lograr eso solo se necesitan muchos años, probablemente».

«Creo que estamos en un lugar mucho mejor en términos de entendimiento con el auto y cuando el fin de semana no va a tu manera, volvemos y entendemos qué cosas funcionaron para nosotros y qué no, así que ahora estamos mucho mejor en ese sentido», enfatizó.

Para finalizar, Checo Pérez es optimista con los cambios en su RB20 para el GP de Australia: «Hemos estado explorando mucho, sobre todo hacia el final del año pasado, explorando mucho con la puesta a punto del coche y hemos llegado a un punto en el que creo que ahora sabemos realmente en qué dirección, qué reglajes funcionan para nosotros. Creo que estamos en una posición mucho mejor».

WhatsApp