Hoy es 22 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

La IA ha generado expectativas enormes en toda la industria, y eso ha hecho que a casi todo el mundo le entren prisas por 1) no perder el tren y 2) ganar (mucho) dinero con ello.

Entre quienes se han visto afectados por esa tendencia están los fabricantes de PCs, que en este 2024 ya nos han empezado a inundar de ordenadores que según sus responsables ya están preparados para esta «nueva era de la IA». Y quizás no lo estén.

Por ahora lo que estamos viendo es que los precios de muchos equipos son sensiblemente superiores a los de sus antecesores que no llevaban esa etiqueta de estar preparados para tareas de IA.

En WSJ destacan por ejemplo el caso de Dell. Citan las palabras del CTO de su división de PC, Daryl Cromer, que explica que un portátil de 14″ con chip Intel preparado para IA cuesta 1.339 dólares, mientras que el que tiene un chip no preparado cuesta 1.109 dólares. «Por su valor, será muy interesante», explica Cromer, que cree que la diferencia no es grande y esos PCs con IA sacarán cada vez más partido de esta tecnología.

Los CIO son los responsables de la toma de decisiones a nivel de infraestructura tecnológica, y por ejemplo Elizabeth Hackenson, de Schneider Electric, afirmaba que solo consideraría estos equipos para miembros de su equipo de IA porque por el momento «diría que son bastante costosos»

Su colega Jay Ferro, CIO en Clario, explicaba que es más adecuado esperar un poco para evitar los costes de ser «pioneros»en la adopción, aunque confiesa que «el atractivo de los PCs mejorados con IA es fuerte».

La cifra teórica mágica: 45 TOPS

La clave de poder aprovechar realmente las ventajas de la IA en un PC está en poder usarlas en local, y no depender como hasta ahora de la nube. Los fabricantes de chips como Intel, Qualcomm o AMD lo saben y llevan tiempo introduciendo chips que tratan de ofrecer esas prestaciones.

Sin embargo, sus propuestas actuales son algo modestas en ese apartado. El propio CEO de Intel, Pat Gelsinger, habló recientemente de sus futuros chips Lunar Lake, y destacó cómo en ellos la NPU será capaz de lograr rendimientos de 45 TOPS, considerados como requisito fundamental para tener algo así como «un ChatGPT en local».

Los TOPS (Tera Operations Per Second) son una unidad de medir el rendimiento del hardware de IA. En concreto, cuántos trillones de cálculos pueden realizar esos chips por segundo. Es una medida que se usa cada vez más para tener una idea de cómo de potente es cierta NPU (Neural Processing Unit), pero como ocurre con otros términos similares como los TFLOPs de las CPUs de los supercomputadores, no cuentan toda la historia y no hablan por ejemplo de consumos o eficiencia.

Pero por el momento los Meteor Lake (Intel Core Ultra), aunque ayudan, no llegan a tales cifras y alcanzan los 34 TOPS en los modelos más ambiciosos. Sus competidores de AMD, losRyzen PRO 8040, llegan a los 39 TOPS y se acercan a ese límite. Mientras, NVIDIA sigue centrándose en los centros de datos, cuando no sería mala idea prestar atención a PCs y portátiles.

Los que sí prometen superar esa barrera de los 45 TOPS son los chips Qualcomm Snapdragon X Elite presentados en octubre de 2023 y que comenzaremos a ver en equipos para el gran público muy pronto: se espera por ejemplo que los nuevos Surface de Microsoft los conviertan en protagonistas de una renovada apuesta por Windows en ARM. Hay, por cierto, otros desarrollos en este sentido, pero desde luego la de Qualcomm parece especialmente llamativa.

Por supuesto que unos y otros de 45 TOPS como esa primera gran barrera a superar no significa que esa sea una verdadera revolución. Teóricamente esa sería la potencia necesaria para correr modelos de IA en local y tener una especie de ChatGPT propio y que correría como una app más de nuestros equipos. 

Eso aliviaría desde luego la carga de la nube, que sin duda seguirá siendo importante para tareas de IA mucho más exigentes y ambiciosas. Pero si se cumple la promesa y la IA revoluciona nuestros PCs con este tipo de prestaciones, estaremos ante un potencial resurgimiento de ventas. 

Sin embargo, parece difícil pensar que ese resurgimiento del PC se produzca en 2024. La tercera parte del año está a punto de completarse sin avances significativos en este terreno, y aunque es cierto que Microsoft nos ha vendido su Copilot como gran protagonista de la experiencia en Windows, su popularidad es más bien nula. 

No se habla mucho de su potencial revolución fuera de nuestro país para quienes lo usan, pero es que ni en España ni en el resto de países de la UE se puede usar Copilot: la regulación de la UE frenó su despliegue en Europa y en estos momentos esa situación no se ha desatascado.

Las opciones que da Copilot tampoco parecen especialmente llamativas, y son un «más de lo mismo» respecto a lo que hemos visto en chatbots como ChatGPT: son capaces de escribir, resumir y crear textos, pero una vez más necesitan chips más potentes para poder compararse en fluidez y calidad de resultados a los modelos que corren en la nube. 

Los futuros chips y modelos harán mucho más potente ese uso de la IA en nuestros PCs, pero hoy por hoy es pronto para hablar de revoluciones en nuestros PC.

WhatsApp