Hoy es 28 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

LO QUE SE ve, no se pregunta, y lo ocurrido anoche en el debate entre los candidatos a la alcaldía de Chihuahua capital, lo demostró, pues se confrontaron dos modelos ideológicos, el de la propuesta y el de los ataques, además de que como ha sucedido a nivel nacional, un tercero que le hace el caldo gordo y juego sucio al morenismo por más que se diga que es fosfo, fosfo.

Como era de esperarse, el candidato de la coalición Juntos Defendamos a Chihuahua, Marco Bonilla, fue el blanco de los ataques del expanista y hoy neomorenista Miguel La Torre, apoyado éste último por el expriista y actual naranja Kike Valles, los cuales, en especial el exdiputado azul, carecieron por completo de propuestas, incluso hasta Hilda Sánchez de México Republicano y Daniel Quezada de Pueblo, traían más centrados sus ofrecimientos al electorado.

Con todo y ello, Bonilla se supo sacar el doble ataque que le prepararon La Torre y Valles, pues se centró en proponer y sobre todo, explicar cómo cristalizará lo que ahora busca para los próximos tres años en caso de resultar reelecto como alcalde. Mención aparte el formato impuesto por el Instituto Estatal Electoral que preside Yanko Durán, un formato que superó con creces a los del INE en los dos pasados debates presidenciales, en verdad que le hubieran pedido asesoría al IEE chihuahuita.

Además y otra situación digna de mencionar, es que por más que el expanista neomorenista y el expriista naranja intentaron lanzar acusaciones de supuesta corrupción y tráfico de influencias del alcalde con licencia, sólo quedaron en intentos, pues como dijo Bonilla, su Gobierno Municipal ha sido el más transparente y él no tiene nada que esconder, por lo que se quedaron con las ganas de que la corrupción fuera un tema con el que al menos rozar a Bonilla Mendoza… y cuando lo intentaron, los más afectados fueron ellos y la 4T.

******

POR LO QUE al salir del debate, el candidato de la coalición entre el PAN, PRI y PRD, Marco Bonilla, acaparó los reflectores de los medios de comunicación, mientras que el morenista Miguel La Torre, salía un tanto achicopalado por la nostalgia de ver a todos sus excompañeros panistas con los que compartió toda su vida política, pero decidió estar del otro lado de la historia cuando en el 2021 la tibieza pudo más que su panismo.

Es así que hasta las encuestas dieron como ganador del debate a Marco Bonilla, quien tuvo para dar y repartir a todos los que lo golpetearon con mentiras, porque solo eran palabras y una que otra nota de pasquines que les gusta hacerle el caldo gordo a Morena, financiados desde Ciudad Juárez.

En fotos y videos, se vio el ambiente de los panistas, priistas y perredistas que acudieron al Campus 2 de la UACH para apoyar al candidato Bonilla, que aprovechó para recordarles que deben de salir el 2 de junio a defender la democracia con uñas y dientes.

******

MENCIÓN APARTE MERECE esa manta que pusieron los morenos previo al debate, la cual tenía más finta de narcomanta que de mensaje político, en donde le pedían al candidato de Movimiento Ciudadano, Kike Valles, declinar a favor del candidato de Morena y el PT, Miguel La Torre, con el objetivo de “sacar al PRIAN”, pero vaya ironía de los morenos que purifican a los tricolores y azules cuando se vuelven guindas, ya que eso de pedirle a un expriista que se una a un expanista para “sacar” al PRIAN de la capital, es tan contradictorio como pensar que Morena es de “izquierda”.

******

COMO ERA DE esperarse, porque vaya que lo aprendieron bien del que ahora es el inquilino de Palacio Nacional, la protesta organizada por supuestos liderazgos estudiantiles en contra de la UACH se tornó violenta. Y es que en su exigencia de una universidad gratuita y de regresar la calificación aprobatoria a 6, el grupo de manifestantes, el cual nos dicen que apenas estaba compuesto por 15 alumnos debidamente matriculados y que se ampararon para no pagar la colegiaturas, mientras que el resto fueron enviados para hacer bola y provocar la violencia, desataron el caos en la Rectoría de la Universidad Autónoma de Chihuahua, en donde destrozaron la puerta principal, agredieron a los guardias y al personal que ahí labora, además de tomar las instalaciones para exigir lo que aunque se quiera es imposible de cumplir, pues eso de la gratuidad cuando desde la Federación se les recorta presupuesto a las universidades, es una cuestión que termina por contradecir a los que ahí irrumpieron con violencia y que acudieron bajo las órdenes de un partido político que desde hace rato ha tratado de desestabilizar a la UACH y a lo que se deje.

De nueva cuenta fueron vistos en la protesta los de siempre, los que les tramitaron amparos a los estudiantes y que casi los dejan sin semestre, todos ellos vinculados a Morena, además de que también fue visto un chamaco que ya no lo es tanto y que en el quinquenio de Javier Corral se jactaba de activista, se trata de Nayo Rodríguez, a quien el exgobernador que ahora es morenista le abrió múltiples espacios en la vida pública, los cuales estuvieron a punto de cerrarse por las acusaciones de violencia sexual en su contra, pero que ahora, al igual que Corral y con la cobija de la 4T, pretenden generar caos e ingobernabilidad en lo que tocan.

******

QUIEN A PESAR de las denuncias que fueron exhibidas desde el martes respecto a los supuestos maestros “aviadores” que pertenecen a la Sección 8 del SNTE y que andan bien metidos en las campañas electorales, en especial apoyando a candidatos de Morena, el líder magisterial de los chicos de las 8, Eduardo Zendejas, defendió a los señalados y hasta afirmó que cuentan con permisos y licencias para hacer con su tiempo lo que gusten, así que por ahí ya se vio por cuál lado masca la iguana, por más que desde el Gobierno del Estado les hayan dado de regalo la cabeza de Sandra Gutiérrez en pleno Día del Maestros.

Por cierto que ayer los trabajadores de la educación de la Sección 8 del SNTE no cabían de contentos ante la salida de la antes mencionada de la Secretaría de Educación, tanto, que hasta Zendejas hizo mención en su discurso que ahora sí buscarán trabajar en unidad y con mayor profesionalismo, pues por lo que pudo verse y escudarse ayer en el Centro de Convenciones, a Sandra Gutiérrez no la podían ver ni en pintura.

WhatsApp