Hoy es 13 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

La industria automotriz en México mantuvo el ritmo de crecimiento a doble dígito en la venta de autos ligeros durante febrero pasado y registró el volumen más alto, para un mismo mes, desde 2017, pese a un descenso en la “euforia” por las marcas chinas.

De acuerdo con el registro del Inegi, la venta de vehículos ligeros nuevos fue de 113,258 unidades, 11.1% mayor al número de unidades comercializadas en febrero del 2023.

Mientras dos marcas chinas, Chirey y MG, presentaron disminución de ventas en febrero, las automotrices japonesas marcaron el dinamismo de la industria en dicho mes, entre ellas Toyota, Mitsubishi, Suzuki y Mazda, lo que indica que la competencia se incrementa con nuevos modelos y precios.

“Cerramos febrero de forma positiva y entusiasmados con la llegada de la nueva generación de Tacoma”, comentó Gerardo Romero, vicepresidente de Operaciones de Toyota Motor Sales de México. La marca japonesa logró comercializar 9,587 unidades en febrero, al mantener crecimiento sostenido y obtener el mejor febrero histórico de la compañía, lo que se tradujo en un market share (participación de mercado) dentro de la industria del 8.5%.

Alineado con su estrategia de electrificación, que busca generar felicidad para todos a través de la movilidad sustentable y la reducción de emisiones de CO2, un 26% (2,524 unidades) de las ventas del mes fueron de vehículos con tecnología híbrida eléctrica (HEV), expuso el directivo de Toyota.

La presencia de más marcas chinas en México, quienes acapararon cerca del 10% de las ventas totales en el mercado doméstico obligaron a automotrices como Mazda y Suzuki a bajar precios de sus vehículos en sus modelos base, lo cual les ha representado ganancia.

De acuerdo con Miguel Barbeyto, presidente de Mazda México en 2023, la marca logró la fabricación de 202,000 vehículos en su planta de Salamanca Guanajuato, “fue el año con mayor producción”, y también aumentaron sus ventas con la estrategia de ofrecer el Mazda 2 con precios accesibles.

Sin embargo, Nissan -la líder en ventas- fue la excepción, pues redujo su venta en 5.6% durante febrero y no logró alcanzar su meta mensual planteada por arriba de las 20,000 unidades, ya que comercializó 18,328 autos, incluyendo camiones ligeros comerciales.

General Motors -la segunda marca con mayor volumen de ventas en nuestro país- aceleró la comercialización de autos en 20.6% durante el segundo mes. “El nivel de comercialización del mes actual es superior a las ventas en similar mes de 2019, colocándose 8.9% por arriba de las 104,009 unidades comercializadas entonces”, explicó el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales.

Primer bimestre con buenas perspectivas en 2024

La AMDA precisó que en el primer bimestre del 2024 se comercializaron 225,357 vehículos ligeros, cifra 14.8% superior a las 196,325 unidades de enero-febrero del año previo, lo que marca un incremento de 29,032 unidades.

La cifra va en tendencia con las estimaciones de los distribuidores para seguir aumentando sus ventas de vehículos nuevos, que proyecta comercializar 1 millón 450, 163 unidades al cierre del 2024, que representaría aumento de 6.5% respecto al 2023.

Las nuevas empresas de autos chinos estiman que el mercado mexicano tiene potencial de crecimiento.

Chirey suma dos meses consecutivos de bajas en las ventas de sus autos, pese a que desde su entrada al mercado mexicano su estrategia fue agresiva. Durante el primer bimestre acumula una reducción de 17.4% con 4,967 unidades comercializadas contra los 5,524 autos del 2023. MG, que se mantiene como la líder de ventas de los chinos presentó caída de 4.4% en febrero, pero marca crecimiento de 3.3% al primer bimestre del presente año.

WhatsApp