Hoy es 24 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Los perros, con su sentido auditivo altamente desarrollado, pueden percibir sonidos que escapan a nuestra capacidad auditiva. Sin embargo, esta agudeza sensorial puede convertirse en un problema cuando se enfrentan a sonidos que les resultan molestos o aterradores. ¿Cuáles son esos sonidos que perturban a nuestros amigos caninos? Según Marta Sarasúa, ATV y etóloga especializada en modificación de conducta, hay varios que encabezan la lista.

Los sonidos que más molestan a tu perro

En primer lugar, los petardos y la pirotecnia en general son una fuente común de estrés para los perros. La intensidad y el carácter repentino de estos sonidos pueden desencadenar ataques de pánico en muchos animales, especialmente durante festividades donde su uso es frecuente. Es importante estar atentos a las reacciones de nuestras mascotas y proporcionarles un ambiente seguro durante estas ocasiones.

Otro sonido que puede afectar profundamente a los perros es el de los truenos durante las tormentas eléctricas. La combinación de fuertes estruendos, viento y relámpagos puede generar ansiedad en los perros más sensibles, e incluso provocar fobias a las tormentas. Es crucial ofrecerles un refugio tranquilo durante estos eventos y proporcionarles comodidad y seguridad.

El ruido del tráfico, que incluye el sonido de automóviles, autobuses y cláxones, es otra fuente de molestia para muchos perros, especialmente aquellos que viven en áreas urbanas. La exposición crónica a estos sonidos puede aumentar el estrés y la ansiedad en los perros, por lo que es importante brindarles períodos de tranquilidad y descanso lejos del bullicio de la ciudad.

Incluso los sonidos domésticos cotidianos, como los electrodomésticos, pueden resultar molestos para los perros. El zumbido de la lavadora, la aspiradora o el secador de pelo puede causar incomodidad e inquietud en algunos animales, especialmente si no están familiarizados con estos sonidos desde una edad temprana. Es importante introducir gradualmente a los cachorros a estos sonidos para evitar que desarrollen miedos en el futuro.

Por último, los dispositivos de ultrasonido diseñados para adiestramiento canino pueden resultar especialmente molestos para los perros debido a su agudo tono. Si bien estos dispositivos pueden ser efectivos en ciertas situaciones, su uso excesivo puede causar molestias e incluso daños en el bienestar de los perros. Es fundamental buscar alternativas de adiestramiento que sean respetuosas y seguras para nuestros amigos peludos.

Incluso los sonidos domésticos cotidianos, como los electrodomésticos, pueden resultar molestos para los perros. El zumbido de la lavadora, la aspiradora o el secador de pelo puede causar incomodidad e inquietud en algunos animales, especialmente si no están familiarizados con estos sonidos desde una edad temprana. Es importante introducir gradualmente a los cachorros a estos sonidos para evitar que desarrollen miedos en el futuro.

Por último, los dispositivos de ultrasonido diseñados para adiestramiento canino pueden resultar especialmente molestos para los perros debido a su agudo tono. Si bien estos dispositivos pueden ser efectivos en ciertas situaciones, su uso excesivo puede causar molestias e incluso daños en el bienestar de los perros. Es fundamental buscar alternativas de adiestramiento que sean respetuosas y seguras para nuestros amigos peludos.

Información tomada de El Universal

WhatsApp