Hoy es 13 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

El coordinador de los diputados del PRI, Rubén Moreira, expresó confianza en que el Instituto Nacional Electoral (INE) avalará la reforma a los estatutos priístas realizada el pasado domingo, que permite la relección de la dirigencia nacional y las estatales, planteó que los opositores a Alejandro Moreno en lugar de criticar se inscriban en el proceso para elegir al nuevo presidente del tricolor y reiteró que expulsarán a quienes vulneren la unidad del partido.

¿Expulsarán a Manlio Fabio Beltrones?. Se expulsará, respondió, a quienes violen los estatutos y advirtió que tanto el senador sonorense electo como Dulce Maria Sauri y Francisco Labastida, quienes advirtieron que acudirán a las autoridades electorales para invalidar la Asamblea priísta del pasado domingo, deberían mejor hacer una autocrítica, ya que nunca fueron electos a los puestos que ocuparon, sino designados por el presidente en turno.

Moreira se refirió a Labastida Ochoa como el “peor candidato presidencial que ha tenido el PRI y dijo que ni él ni Belrones se atreven a criticar a los gobernadores de Sinaloa y de Morena.

De Dulce María Sauri recalcó que “fue gobernadora sin votación, fue presidenta del partido sin votación, y cuando perdimos se quedó (en el Senado) sin votación. Por ello, yo le diría a Dulce que tantita autocrítica, de que no pueden andar por el mundo como Jesús arriba del mar, sin mirar para abajo».

Aunque Moreno Cárdenas ha repetido en los últimos días que serán expulsados los opositores, el diputado Moreira comentó que “nadie ha dicho que se va a expulsar a Dulce, quién llegó a la presidencia de nuestro partido después de la derrota de Labastida”, pero agrego, si tendría que salir del partido si viola los estatutos.

¿En qué sentido se violarán los estatutos para ser expulsados del PRI?

-Por ejemplo, hay una que es atentar contra la unidad del partido, votar por nuestros adversarios, ayuda a nuestros adversarios a hacer campaña”, respondió.

Entrevistado en el Senado, recalcó que el apoya a Moreno Cárdenas para que siga al frente del PRI e invitó a los ex presidentes que se han manifestado en contra de la reforma que quitó de los estatutos partidistas el candado que impedía la reelección de las dirigencias a que participen en proceso, ya que “habrá piso parejo”, aunque reconoció que ninguno tiene posibilidades de ganarle a Alito.

Los ex presidentes del PRI que se han manifestado contra la reelección, dijo, fueron siempre designados desde Los Pinos. Reveló que cuando era gobernador de Coahuila, de la Secretaría de Gobernación le llamaron para instruirlo a apoyar a Enrique Ochoa Reza, como líder del Revolucionario Institucional.

Igual sucedió, dijo, con Pedro Joaquín Coldwell y sacó también a relucir que José Narro quiso también dirigir al partido, cuando eligieron a Moreno Cárdenas, en el 2019, pero sin contender. El doctor Narro lo que nos propuso a algunos de nosotros es llegar él, pero sin jugar”.

Por eso, “yo estoy con Alejandro Moreno, no con ellos, porque en la Asamblea se dispuso que empiece otra reflexión nacional, que termine en otro Consejo Nacional, otra Asamblea Nacional sobre el rumbo claro del partido, y el que puede llevar eso es Alejandro Moreno, entonces yo estoy con él. Y si alguno de ellos se quiere anotar a competir, bueno, pues adelante”.

Agregó que , “para todos aquellos que dicen: es que no hay espacio, yo no voy”, sacó a relucir que cuando fue secretario general del partido, junto con Claudia Ruiz Massieu, como dirigente nacional, desde la presidencia de la república lo obligaron a dejar el cargo. “Yo no me fui del PRI, porque yo soy priista”.

Ni quiso adelantar cómo votará en la sesión de esta noche del Consejo Político Nacional, en la que se definirá el método para la renovación de la dirigencia.

WhatsApp