Hoy es 30 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

Los senadores Miguel Ángel Mancera, del PRD y César Cravioto, de Morena, estuvieron a punto de llegar a los golpes durante la sesión vespertina del Senado de la República en la que discutió y aprobó el dictamen que crea el Fondo de Pensiones para el Bienestar.

Los ánimos subieron de tono entre estos legisladores cuando en el debate salió a relucir el tema del Fondo de Reconstrucción para la Ciudad de México tras el sismo del 19 de septiembre de 2017.


Desde tribuna, la exmorenista y actual senadora del PRI Cecilia Sánchez, hizo alusión al tema del Fondo de Reconstrucción, del que César Cravioto fue comisionado.

“Qué bueno que la reforma no habla del dinero que le dieron a Cravioto para la reconstrucción de la Ciudad de México, de 7 mil 500 millones de pesos, más medio millón de apoyos, por qué no sabría que responder, ahí sí pierde la memoria”.

El senador, vocero de la bancada de Morena pidió la palabra para defenderse de las alusiones personales:

“En dos años y medio que fui comisionado de la Reconstrucción reconstruí seis mil viviendas, seis mil viviendas, y dejamos en obra otras ocho mil viviendas. Se me hace que ese golpe se lo estás dando a tu compañero de alianza, Mancera, y a tu otro compañero de alianza, Jorge Romero, el coordinador de los diputados del PAN, que ellos sí se querían clavar la lana de la reconstrucción”, acusó.

El perredista reviró de inmediato y desde su escaño respondió:

“Decirle al senador Cravioto que le siguen reclamando, es a él hasta la fecha, el dinero de la reconstrucción que no termina en seis largos años, como dice, seis largos años”, expresó y enseguida se levantó de su escaño y fue a encarar a Cravioto hasta su lugar, señalándolo con el dedo índice de la mano derecha, mientras que el morenista se puso de pie e increpó al exjefe de gobierno, apuntándolo con su índice izquierdo.

Ante los ánimos caldeados entre los dos senadores, los coordinadores de los grupos parlamentarios de Morena, Ricardo Monreal, y del Partido Verde, Raúl Bolaños, tuvieron que intervenir para separarlos, mientras que algunos otros legisladores gritaban “¡corrupto!”.

Ambos senadores siguieron reclamándose mutuamente con risas nerviosas, pero segundos después regresaron a sus respectivos escaños y el altercado no pasó a mayores.

WhatsApp