Hoy es 01 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

La diputada local Ivón Salazar Morales, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, propuso reformar diversas disposiciones de la Ley Estatal de Salud, con el fin de evitar las malas prácticas en la realización de procedimientos y cirugías con fines estéticos.

Lo anterior, luego de que lamentablemente cada día es más común leer notas a través de en medios o en redes sociales sobre resultados adversos en la práctica de procedimientos estéticos causando lesiones o fallecimientos como consecuencia, y nuestro estado no es la excepción en la estadística, pues durante el último mes, se efectuaron 20 denuncias ante la Fiscalía General del Estado por malas prácticas médicas durante el 2023 y 1 durante el último mes.

Indicó que de acuerdo con la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS,
por sus siglas en inglés), la doctora Denisse Hernández informó que durante el 2022 se reportaron 14, 986,982 (catorce millones novecientos ochenta y seis mil novecientos ochenta y dos) procedimientos quirúrgicos a nivel mundial. México aparece en el cuarto lugar mundial con un total de 938,096 procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos,

“Desafortunadamente en México, sabemos que existen diversas especialidades distintas, que también realizan procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos, es ahí donde radica el verdadero problema, pues el riesgo al que se exponen las y los pacientes, en manos de personas que no están debidamente capacitadas para ello, poniendo en riesgo su salud e incluso la vida”, señaló.

Agregó que el mismo el vicepresidente del Colegio de Médicos Cirujanos Plásticos de
Chihuahua, Jorge Iván Borunda, enfatizó que someterse a esas prácticas con personas que no tienen los conocimientos y la preparación adecuada, conlleva riesgos muy graves. Entre ellos están la posibilidad de sufrir parálisis muscular, pérdida de la vista, afectación a la circulación facial o corporal, que pueden derivar en secuelas temporales o permanentes, e incluso provocar la pérdida de la vida, por lo que recomendó atenderse con especialistas certificados.

Por último, aseguró que otro de los factores que contribuye enormemente con el problema es el surgimiento de “instituciones” que imparten una “preparación” deficiente, emitiendo cédulas y certificaciones a usurpadores en la rama de la medicina sin estricto apego a la ley, por lo que debemos erradicar este tipo de cursos impartidos en escuelas que incumplen con lo establecido en la legislación correspondiente, dado que éstas no son más que prácticas fraudulentas en la certificación de profesionales.

“Aunque La Ley General de Salud es clara al respecto, aún hace falta legislar en el tema siendo más específicos en esta materia para frenar dicha problemática”, apuntó.

WhatsApp