Hoy es 19 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

José María Giménez, capitán de la selección de Uruguay, aseguró este miércoles que los jugadores charrúas saltaron a la grada y se vieron involucrados en una pelea con aficionados colombianos para defender a sus familias, “que corrían peligro”.

“Tuvimos que meternos a la tribuna a sacar a nuestros seres queridos, con bebés chiquitos y recién nacidos. Un desastre todo. No había ni un solo policía, cayeron a la media hora. Un desastre todo y nosotros ahí dando la cara por los nuestros”, dijo Giménez en declaraciones televisivas tras concluir la semifinal de la Copa América en la que Colombia derrotó por 0-1 a Uruguay.

Una vez concluido el encuentro, Giménez, junto a Ronald Araújo, Darwin Núñez y otros jugadores de la Celeste, saltaron a las gradas, en la zona en la que había una pelea entre aficionados de ambas selecciones.

Se pudo ver a Núñez, delantero del Liverpool, con los puños en alto y que alcanzó a ser golpeado en el rostro por un puñetazo de un aficionado colombiano.

Giménez, defensa del Atlético de Madrid, explicó que lo que trataban era de proteger a los familiares que habían acudido a ver el encuentro.

“Ojalá que los que están organizando esto tengan un poco más de cuidado con las familias, con la gente y con los alrededores de los estadios, porque esto es un desastre, porque todo los partidos pasa lo mismo”, dijo.

“Nuestras familias están sufriendo por culpa de los que se toman todos los traguitos de alcohol, que no se saben tomar, que se comportan como unos niños que no tienen noción. Ojalá que tengan precaución y no vuelva a suceder, porque esto es un desastre”, añadió visiblemente alterado.

WhatsApp