Hoy es 19 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Una de las razones por las cuales el boxeador Ryan García no para de usar sus redes sociales en medio de la complicada situación que vive tras su doping positivo por ostarine y su posterior castigo y veto para boxear durante un año, es a la opinión de muchos, que esta andanada de posteos obedece más a una estrategia para monetizar su actividad.

Dentro de este escenario, ‘X’ antes Twitter e Instagram son sus plataformas favoritas para mantenerse activo en su discurso de defensa sobre lo que él considera acusaciones infundadas y un complot en su contra, pero también son escaparate de sus delirios y de sus posturas polémicas en torno a temas incluso políticos y por supuesto para su egoteca y cuestiones más personales, aunque sin dejar de lado el factor que siempre lo puede ayudar a la proyección de sus posteos.

La relación entre Ryan García y Cristiano Ronaldo

En medio de este panorama, Ryan Garcia aprovechó un acontecimiento en la Eurocopa del que todo mundo comenzó a hablar y que pronto se convirtió en tendencia mundial, las lágrimas de Cristiano Ronaldo al fallar un penalti el pasado lunes ante Eslovenia.

‘KingRy’ le dedicó un posteo a Cristiano en su cuenta de Instagram y por supuesto lo arrobó: «Te quiero mi hermano en Cristo. No te preocupes por los penales. Eres el mejor que ha tocado la cancha. Te quiero @cristiano». Este mensaje despertó comentarios incluso irónicos en la plataforma, sobre el hecho de que CR7 podría incluso ‘ni toparlo’ y que la intención de García era aprovecharse del potencial que puede atraer el hecho de ‘usar’ el nombre del futbolista portugués.

La reacción de Cristiano Ronaldo al juego vs. Eslovenia

Cristiano por su parte, así reaccionó al final del partido que Portugal terminó ganando en tanda de penaltis«Hay tristeza inicial y alegría al final. Es lo que tiene el fútbol, momentos inexplicables (…) ¿Tuve la oportunidad de dar el liderato al equipo? No pude hacerlo. Oblak hizo una buena parada. Durante el año, no fallé ni una sola vez, y cuando más lo necesitaba, Oblak hizo la parada. Es un sentimiento de felicidad y tristeza al mismo tiempo. Lo más importante es disfrutarlo».

WhatsApp