Hoy es 13 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

Darryl Strawberry se paró en el césped del Citi Field mientras retiraban su número 18 y se dirigió a los fanáticos de los New York Mets a quienes había abandonado 34 años antes.

«Lo digo desde el fondo de mi corazón, lamento mucho haberlos dejado», dijo Strawberry a la multitud de 30.600 personas, bajando la voz. «Lamento mucho haberlos dejado. Nunca jugué béisbol frente a fanáticos más grandes que ustedes».

Los fanáticos del sufrido equipo, que no ha ganado la Serie Mundial desde los Mets de Strawberry en 1986, respondieron con una fuerte ovación, el emotivo punto culminante de su discurso de 16 minutos antes del partido del sábado contra Arizona Diamondbacks.

El número 18 de Strawberry fue cortado en el césped del jardín central y la manzana del jonrón se transformó en Jonrón Strawberry. Por el sistema de megafonía sonó «Strawberry Fields Forever», de los Beatles. Excompañeros de equipo y familiares se sentaron en sillas plegables en el infield.

“No estaba seguro de poder llegar hasta el día de hoy. Los Mets anunciaron en agosto pasado que retirarían el número de Strawberry este año junto con el número 16 de Dwight Gooden. Strawberry sufrió un ataque cardíaco el 11 de marzo, un día antes de cumplir 62 años, y terminó en el Hospital SSM Health St. Joseph en Lake St. Luis, Misuri.

«Cuando salí de la cirugía, mi corazón estaba al 32%», dijo.

Strawberry, que viaja como ministro durante más de la mitad de cada año, le dio crédito a su esposa, Tracy, por llevarlo al hospital y salvarle la vida.

«Estaba subiendo y estaba fatigado», dijo. «Regresé a casa para almorzar y ella dijo: ‘Está bien, eso es todo. Nos vamos de aquí’. Y no quería ir. Le dije que estaría bien y ella dijo: ‘No, vamos'».

Strawberry fue ocho veces All-Star, incluyendo siete durante su tiempo con los Mets de 1983 a 1990. Bateó .259 con 335 jonrones, 1.000 carreras impulsadas y 221 bases robadas en 17 temporadas.

Seleccionado por los Mets con la primera selección en el draft amateur de 1980, no logró encontrar un hogar constante luego de su salida del Shea Stadium. Jugó tres temporadas con Los Ángeles Dodgers, una con los San Francisco Giants y cinco con los New York Yankees.

Su carrera habría sido mucho mejor si no hubiera caído en la tentación del alcohol y las drogas que rodeaban a las estrellas del béisbol en la vida nocturna de la Nueva York de los años 80. Dijo que Mookie Wilson, entre los compañeros de equipo presentes, y el fallecido Gary Carter eran ejemplos que debería haber seguido.

«Quería ser lo que ellos eran, no sólo un tipo que jugaba béisbol y se ponía el uniforme», dijo Strawberry durante una conferencia de prensa previa a la ceremonia. «Quería ser ese tipo de hombre. Simplemente no tenía las agallas para hacer lo que ellos estaban haciendo en el momento en que lo hacían, y eso significa mucho para mí porque ellos estaban bebiendo leche y yo bebiendo alcohol».

WhatsApp