Hoy es 17 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Francia se entrena en Paderborn antes de viajar a Dortmund, donde este martes se mide a Polonia en la última jornada de este grupo D en la que se juega el liderato con Países Bajos, primero de grupo por el golaverage y que tendrá que doblegar a Austria, que tampoco ha dicho su última palabra puesto que hasta ganando, en función de los otros resultados, podría ser primera de grupo. La única que no tiene nada en juego es Polonia.

Francia espera recuperar para la cita en el Signa Iduna Park a Kylian Mbappé. El delantero ha ido entrando en el trabajo del grupo desde que se consumó el empate sin goles ante los Países Bajos. Primero jugó un partidillo con los sub 21 del Paderborn aunque tomando precauciones, este domingo se ejercitó con todo el grupo, también con una máscara negra, aunque tampoco se expuso demasiado ya que a los ejercicios con balón sin partidillo le siguió una serie de remates a puerta. Kylian evitó con lógica rematar de cabeza. Esta mañana ha empezado con el grupo y espera entrar ya en el partidillo y volver así al once ante el conjunto de Lewandowski.

En los 15 minutos que permite la UEFA la entrada a los medios, a Mbappé se le ha visto confiado y trabajando como uno más. Para el once de Deschamps, las dudas mostradas ante los Países Bajos han abierto un debate sobre la necesidad de dar entrada a otros jugadores. El más señalado, según L’Équipe, es Dembelé, que podría dejar su sitio a Coman Kolo Muani. También hay dudas en el medio campo ya que con la baja de Mbappé, Deschamps optó por jugar con Tchouaméni al lado de Kanté. Si el técnico mantuviera ese doble pivote, uno de los de arriba tendría que ir al banquillo.

WhatsApp