Hoy es 22 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

El juicio oral por la muerte del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, quien murió el 25 de noviembre de 2020 por presuntas negligencias médicas, comenzará el 4 de junio en la localidad de San Isidro (provincia de Buenos Aires), informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 3 de San Isidro informó que las audiencias para juzgar a los ocho imputados por el presunto delito de homicidio simple con dolo eventual comenzarán ese día, después de la sesión celebrada el 6 de marzo con los representantes de los acusados, la querella y la Fiscalía.

En ella, la Fiscalía había solicitado una inspección ocular en el domicilio donde murió Maradona, situado en un ‘country’ (barrio cerrado o urbanización privada) de la localidad de Tigre (provincia de Buenos Aires), solicitud que fue apoyada tanto por las defensas como por la demanda.
Los ocho imputados por la muerte del ‘Diez’, todos vinculados a los cuidados sanitarios que Maradona debía recibir, son el neurocirujano Leopoldo Luque; la psiquiatra Agustina Cosachov; el psicólogo Carlos Díaz; la médica que coordinaba los cuidados domiciliarios del exfutbolista, Nancy Forlini; el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni; el enfermero Ricardo Omar Almirón; la enfermera Dahiana Gisela Madrid y el médico clínico Pedro Di Spagna.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 de San Isidro celebrará audiencias tres veces por semana (martes, miércoles y jueves), aunque ya adelantó que serán menos de 30.

El caso fue elevado el 18 de abril de 2023, cuando un tribunal de apelación confirmó que las ocho personas serían juzgadas por el presunto delito de homicidio simple con dolo eventual, rechazando así las peticiones de nulidad del proceso y el cambio de calificación legal de la causa judicial.

En aquel fallo, el tribunal afirmó que las pruebas adjuntadas a la causa permitían considerar “consolidada” la imputación fiscal relativa a que el aporte que cada uno de los ocho acusados “habrían efectuado en el caso respecto de la salud de la presunta víctima, atendiendo al rol y a las funciones que estos habrían evidenciado” en la internación domiciliaria de Maradona, “habrían sido determinantes en el fatal desenlace”.

El delito de homicidio simple con dolo eventual prevé una pena de entre 8 y 25 años de cárcel en Argentina.

La autopsia al cuerpo del excapitán y exseleccionador de Argentina determinó que murió como consecuencia de un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada”.

También se descubrió en su corazón una “miocardiopatía dilatada”.

El campeón del mundo en México 1986 padecía problemas de adicción al alcohol, había sido ingresado en una clínica de La Plata el 2 de noviembre de 2020 por un cuadro de anemia y deshidratación y un día después fue trasladado a un sanatorio de la localidad bonaerense de Olivos, donde fue operado de un hematoma subdural.

El 11 de noviembre de 2020 recibió el alta hospitalaria y se trasladó a la casa donde murió a los 60 años.

Con información de EFE

WhatsApp