Hoy es 22 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Jugué un partido contra Pete Sampras cuando él tenía 16 años», recuerda Andy Kohlberg (64 años) cuando pasa por la galeria de los MARCA Leyenda. Fue un buen tenista -ganó cuatro torneos de dobles ATP en finales contra McEnroe y Lendl, por ejemplo, antes de ser mejor empresario. Es copropietario de los Phoenix Suns en la NBA y del Real Mallorca, el equipo que sueña con levantar la Copa del Rey el próximo sábado. En un fugaz viaje a Madrid realiza una visita a la redacción de MARCA.

Pregunta: ¿Por qué escogió el Real Mallorca?

Respuesta: Adquirimos el club en enero de 2016. Y realmente sentimos que Mallorca era una oportunidad única para comprar un club y hacer algo diferente a la mayoría de los otros clubes españoles. Sentimos que Mallorca, con 13 millones de visitantes, presentaba una oportunidad para nosotros de hacer las cosas de manera diferente y crear muchas experiencias VIP para los aficionados, así como mantener la base tradicional de aficionados que teníamos y que han estado viniendo durante generaciones.

Queríamos añadir nuevos elementos a la experiencia de los aficionados y pensamos que podíamos hacerlo en Mallorca, diferente a la mayoría de las otras ciudades de España.

P: De momento ya han empezado con experiencias de encuentros de los aficionados con la plantilla tras los partidos, han renovado Son Moix. ¿Van a seguir creciendo?

R: No, creo que 26.000 asientos son suficientes para el Mallorca. Seguimos invirtiendo en el club, en el estadio, en nuestra academia y en muchas cosas nuevas. Pero no tenemos planes para aumentar la capacidad.

P: ¿Conocía mucho el fútbol antes de esta aventura?

R: No tanto como el baloncesto, pero, Robert Sarver, Nash y yo pensamos que era una buena opción comprar un club de fútbol español porque pensamos que el baloncesto y el fútbol europeo serían los dos deportes que seguirían creciendo en los próximos 20 años con niños jóvenes jugando y marcas internacionales que realmente tenían mucho valor en ese momento. Messi y Ronaldo estaban en la Liga cuando llegamos, así que creo que esa es la motivación y la razón. Y creo que sigue siendo cierto que el baloncesto y el fútbol europeo serán las dos áreas de mayor crecimiento en los próximos 20 años.

P: Es una semana importante para la ciudad, no sólo para el club. ¿Nota ese clima?

R: Sí, es increíble. La energía en la isla de todo el mundo. Mäs de 20.000 abonados intentando llegar a Sevilla es una empresa muy complicada. El club ha hecho un trabajo increíble para facilitar a esas 20.000 personas salir de la isla. Nunca antes había viajado tanta gente antes el mismo día o uno o en dos días al mismo sitio. Es todo un reto, pero creo que está bien organizado.

P: ¿Cómo ve al equipo?

R: Fantástico. Estuve en el partido del sábado en Valencia y el equipo está bien, muy unido y con muchas ganas de jugar.

P: ¿Su experiencia como deportista de elite le ha servido para entender que el negocio deportivo tiene unas claves distintas a los negocios convencionales?

R: Sí, creo que aporto a un club una perspectiva diferente a la de una persona de negocios típica. Creo que entiendo lo que hace falta para tener una mentalidad ganadora. He estado rodeado de grandes deportistas desde que tenía diez años McEnroe, Lendl, Becker, incluso los niños con los que crecí cuando tenía 5 ó 10 años, todos eran grandes jugadores, además de los que encontré en Phoenix Suns.

El primer jugador con el que contactamos fue Steve Nash y dos semanas después comprarmos el club. Así que he visto la mentalidad de los grandes atletas de cerca, y es muy similar la mentalidad de Jimmy Connors, McEnroe, Lendl o Steve Nash a la de Messi. No importa el deporte, la mentalidad de los grandes atletas ganadores del alto nivel es muy similar en todos los deportes.

P: Ha mencionado a Nash. ¿Qué papel desempeña ahora en el club?

R: Él es dueño del equipo y viene a Mallorca como una vez al año. Estará el próximo sábado en Sevilla en la final. El ve los partidos y de vez en cuando opina sobre lo que están haciendo los jugadores o cómo está trabajando el club y lo que está viendo porque sabe de fútbol. Ha sido un fan del fútbol toda la vida. Creció jugando y viendo este deporte. Es un tipo muy informado.

P: ¿Le da algunos consejos?

R: Sí, cuando perdemos, me llama y me dice: «¿Qué estás haciendo? Así que, ya sabes, hablamos de cosas, pero él lo ve en términos de la identidad del equipo y la competitividad y quién está jugando bien y quién no. Pero hablamos de vez en cuando.

Nuestro objetivo real es estabilizarnos entre los 10 primeros de LaLiga y optar a Europa o a la Champions de vez en cuando

P: ¿Cómo de grande piensan hacer el Mallorca?

R: Nuestro objetivo es estabilizarnos entre los diez primeros de la LaLiga. El año pasado acabamos novenos. Creo que ese es nuestro objetivo real y, luego, competir por Europa y quizá ocasionalmente por entrar en la Liga de Campeones o, como ahora, por la Copa del Rey. Pero creo que nos debemos centrar en la regularidad y la estabilidad

P: Parte de la fuerza de su proyecto se centra en Son Moix. ¿Qué más se puede hacer?

R: Bueno, acabamos de terminar nuestra renovación, ampliando de 23.000 a 26.000 espectadores, y será un lugar único para el deporte. Tenemos siete zonas VIP, una justo en el terreno de juego, con vistas al partido, y un restaurante y discoteca en la parte superior del estadio.

Vamos a tener un gimnasio, un bar deportivo, una clínica médica, una zona para que los niños jueguen y practiquen fútbol. Vamos a tener visitas al estadio con realidad virtual. Va a ser un centro neurálgico de la ciudad, con gente allí día y noche. Vamos a acoger eventos y actos corporativos y fiestas y cumpleaños, y va a ser un centro de actividad.

P: ¿Es una ventaja o una desventaja ser parte de una isla?

R: Pues creo que para el club hay algunas ventajas para poder atraer a jugadores que quieren un lugar agradable para sus familias, en muy buenas escuelas para los niños, escuelas no sólo españolas, también francesas, americanas… Así que los jugadores extranjeros se sentirán muy cómodo porque sus familias estarán bien atendidos y pueden disfrutar de la vida y, obviamente, de un buen clima.

P: ¿Cómo ven al Real Mallorca en el resto del mundo?

R: Creo que la gente conoce más Mallorca como isla que al Real Mallorca como club de fútbol. Y queremos fusionar las dos cosas. Obviamente, estar en la final de la Copa del Rey elevará la marca del club y su notoriedad, y sólo tenemos que seguir construyendo. Hemos pasado de 400.000 seguidores en las redes sociales cuando compramos el club a 7,4 millones.

P: En ese sentido, estar en la Supercopa de Arabia o en una gira de verano por Estados Unidos entiendo que será interesante

R: Sí, creo que tenemos muchas oportunidades. Vamos a ver cuáles son las mejores oportunidades para el club. Pero ya hemos hablado de viajes de verano a Asia o Estados Unidos y ahora, obviamente, dependiendo de los resultados, tendremos oportunidades adicionales, creo.

P: ¿Cómo es su relación con Aguirre?

R: Es un entrenador fantástico y una gran persona. Asumió el cargo en un momento muy difícil para el club y lo es. Ha hecho un trabajo fantástico y estoy muy contento con él. Es muy emocional y hay que entenderle.

P: Es la estrella del Mallorca

R: Un entrenador es siempre una persona muy importante en el club. Aguirre tiene una gran personalidad y es todo un personaje. Sin duda ha sido una parte importante en la construcción del club.

Queremos ser un club bien gestionado, con un estadio único, una experiencia única para los aficionados, grandes jugadores y un gran entrenador

P: ¿Pueden ser el próximo Mónaco?

R: Queremos ser el Mallorca, no compararnos con otros clubes, sino ser un club bien gestionado, único, con un estadio único, una experiencia única para los aficionados, grandes jugadores y un gran entrenador. Y eso es lo que queremos hacer.

P: ¿Qué política pretenden llevar? ¿A lo mejor cantera y alguna estrella?

R: Para un club como el Mallorca tener una gran estrella es difícil, a menos que suba a través de nuestra academia o consigamos a alguien joven como podría haber sido Marco Asensio si se hubiera quedado con nosotros. Pero creo que es muy difícil conseguir que un jugador top venga a clubes más pequeños. Somos muy conscientes de eso y nuestro modelo de negocio y nuestra mentalidad tienen eso en cuenta.

Cuando llegó Take Kubo con 17 años, sabíamos que no se iba a quedar con nosotros cinco años. Sabíamos que Kang-In Lee no se iba a quedar con nosotros ni tres ni cinco años. Sabíamos que serían grandes jugadores y que querrían irse a clubes más grandes. Y eso estaba bien. Cuando los fichamos, les dijimos que nos parecía bien y que les ayudaríamos a conseguirlo y esa fue una de las razones por las que acudieron a nosotros en primer lugar. Es probable que los mejores no vengan a un club como el nuestro, pero podemos conseguir que sean jóvenes y hacer lo que hemos hecho con Lee y Kubo. Eso es bueno. Es bueno para nosotros. Ayuda al club. Les ayuda a ellos. Todos salimos ganando.

P: ¿Qué le diría a la afición?

R: Agradecemos su apoyo durante todos estos años, especialmente con los altibajos. Se quedaron con nosotros y estamos muy agradecidos. Y que disfruten del juego y de una cerveza (risas).

P: ¿Prefiere pasar a la historia como el tenista que le ganó una final a McEnroe y Lendl o como el primero que consiguió un título europeo con el Mallorca?

WhatsApp