Hoy es 21 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Bryce Young corrió hacia la esquina izquierda de la zona de anotación el miércoles después de que su último pase de los entrenamientos de temporada baja de los Carolina Panthers fuera para touchdown en una ruta cruzada de Jonathan Mingo.

Había pura euforia. En muchos sentidos, para Young, la campaña pasada no importa. Tiene una asombrosa habilidad para desechar las cosas de una manera que le permite comenzar su segunda temporada en la NFL con el optimismo de que aún puede ser el jugador digno de ser la primera selección del draft de 2023 a pesar del tipo de año de novato que tuvo, algo que ha destruido a otros en su posición.

Bryce Young atribuye eso en parte a su pasado. Se graduó en psicología en la Universidad de Alabama en tres años. Su padre fue terapeuta en el campo de la salud mental durante 20 años. Su madre era maestra de educación especial y su abuelo era psicólogo.

Sus experiencias con ellos ayudaron a mantener en perspectiva un terrible año de novato mientras comienza de nuevo con el entrenador en jefe de primer año de la NFL, Dave Canales.

«Me ha ayudado durante toda mi vida», aceptó Young a ESPN. «Los buenos, los malos, los indiferentes; asegurándome de que yo mismo, internamente, estoy bien. Por suerte, he sido muy consciente de eso toda mi vida, así que he tenido muchas prácticas desechando cosas y tratando de tener hábitos saludables”.

El mariscal de campo suplente Andy Dalton lo entiende. Cuando se le preguntó qué diferencia a Young de otros que fueron seleccionados en el primer puesto del draft y fracasaron, Dalton respondió inexpresivamente: «Justo el tipo de persona que es Bryce».

«Lo mejor que puedes hacer es tener la experiencia de estar ahí afuera», continuó Dalton. «Bryce la obtuvo el año pasado. Este año todavía somos desconocidos. No sabemos qué va a pasar. Pero todo está preparado para que Bryce dé un gran salto”.

Bryce Young debería beneficiarse de la incorporación de los receptores abiertos Diontae Johnson y Xavier Legette (selección de draft de primera ronda), los guardias Robert Hunt y Damien Lewis, y otro par de armas ofensivas de Texas con el corredor Jonathon Brooks (Ronda 2) y el ala cerrada Ja ‘Tavion Sanders (Ronda 4).

Según Dalton, también ha asumido un papel de liderazgo más amplio. Eso ha sido intencional, ya que Young se ha sentido más cómodo en el campo y se ha sentido más responsable afuera, para aumentar su papel en la comunidad.

Uno de sus objetivos fuera de temporada, más allá de construir una relación con Canales y aprender un nuevo sistema, fue lanzar su «9 Young Foundation» que se enfoca en la concientización sobre la salud mental de adolescentes.

Bryce Young, quien dijo que se reunió con el médico de salud mental del equipo la temporada pasada, quiere que los profesionales de la salud mental estén ahí para los demás de la misma manera que lo estuvieron para él.

«A pesar de lo malo que fue el año pasado, y fue horrible, ¿tener experiencia en salud mental y familia lo ayudó? Mil por ciento», comentó el padre de Young, Craig.

La capacidad de Young para mantener una actitud positiva durante una temporada de 2-15, la peor de la NFL, durante la cual se ubicó cerca del último lugar en la mayoría de las categorías principales para mariscales de campo, hizo que Canales fuera una buena opción para el mariscal de campo debido al enfoque positivo que adopta al enseñar.

Bryce Young habló al comienzo de los entrenamientos de temporada baja sobre la «presencia tranquilizadora» que ha tenido Canales.

«Es constructivo», describió. «Si te pierdes algo o haces algo mal, te da algo tangible y dice: ‘Pongamos nuestra base en orden’. Es algo en lo que puedes pensar y aplicar. Ha sido realmente bueno para mí».

Lo ha demostrado durante toda la temporada baja. Young ya no tiene que depender de pases rápidos que le llevaron a 5.5 yardas por pase completo, la peor cifra de la liga la campaña pasada. No ha dudado en profundizar en lo que llama su «nuevo jugo» con Johnson y Legette, quienes pueden hacer separación y convertirse en blancos fáciles.

Eso fue evidente durante el minicampamento obligatorio del martes, durante el cual Young conectó con Johnson en la parte trasera de la zona de anotación para un touchdown en una jugada que inicialmente parecía perdida.

«Está haciendo sus lecturas más rápido», dijo Johnson, quien fue adquirido en un intercambio con los Pittsburgh Steelers en gran parte debido a su capacidad para crear separación. «El solo hecho de tener más receptores que puedan ganar [contra los backs defensivos] le da más confianza en que todos estarán en el lugar correcto”.

Pero todo comienza con la relación que Young tiene con Canales, quien la temporada pasada como coordinador ofensivo de los Tampa Bay Buccaneers ayudó a resucitar la carrera del mariscal de campo Baker Mayfield, la primera selección del draft de 2018.

Antes de eso, ayudó a los mariscales de campo Geno Smith y Russell Wilson a tener buenas temporadas con los Seattle Seahawks.

«Es infundirle confianza, saber que le está dando las claves de esta ofensiva», dijo Dalton. «Vamos a ver a Bryce hacer cosas que no hizo el año pasado sólo por la experiencia. Ya lo estamos viendo ahora mismo”.

El apoyador externo Jadeveon Clowney señaló que todo el equipo necesita la energía de Young, que algunos sintieron que faltaba la temporada pasada, o al menos ero poreció porque el mariscal de campo de 22 años fue muy callado.

«Vamos a estar bien», apuntó Clowney. «Está haciendo jugadas; simplemente no habla. Jugué con Deshaun Watson, tampoco era un hablador. Pero podía jugar. Los domingos nunca sabías que no hablaba”.

Young, a menudo descrito como un líder tranquilo, entiende lo que quiso decir Clowney.

«Voy a ser fiel a quien soy. No voy a ser alguien que no soy», dijo. «Pero también siento que es mi responsabilidad no [decir] ‘Oye, esto es lo que voy a hacer.’ No es un discurso que practico frente al espejo, así que hay que decirlo”.

«Es mi responsabilidad llenar los vacíos y asegurarme de que si estamos en un lugar donde la energía es baja, es mi responsabilidad aumentarla. Si es demasiado alta, es mi responsabilidad asegurarme de que estemos concentrados».

El corredor Miles Sanders estuvo de acuerdo con Dalton en que las piezas están colocadas para que Young muestre una gran mejora.

«Un gran salto, sin duda», dijo. «Sólo le dije que creciera todos los días, que lo hiciera día a día, que no intentara fingir nada, que fuera él mismo todos los días».

Eso es lo que Young ha hecho con la ayuda de su familia y sus antecedentes. Confía en que eventualmente los resultados llegarán como siempre.

«Estoy lejos de ser perfecto», dijo Young. «Todos tenemos nuestras luchas y cosas, y tenemos días buenos y malos. Pero como en cualquier temporada, es importante en un momento en el que están sucediendo muchas cosas y muchas situaciones estresantes, saber que es un momento para asegurarme de no perder de vista las cosas mentalmente”.

Con información de ESPN

WhatsApp