Hoy es 30 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

Si todo sale bien, Estados Unidos tendrá desde esta noche dos naves espaciales plenamente operativas. La Starliner de Boeing volará por fin a la Estación Espacial Internacional con dos astronautas veteranos a bordo.

Ha llegado el día. Previsto originalmente para 2017, el primer vuelo de prueba con tripulación de la Starliner partirá de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral a las 22:34, hora local (las 4:34 en España).

La misión transportará a los astronautas Butch Wilmore y Suni Williams de la NASA (de 61 y 58 años) hasta la Estación Espacial Internacional, donde convivirán con los otros siete astronautas durante una semana antes de regresar. Será la primera nave tripulada estadounidense que aterrice en tierra firme.

A pesar de los fallos en pruebas anteriores, la probabilidad de pérdida de tripulación es de 1 entre 295, por encima del requisito de 1 entre 270 de la NASA. Después de la prueba de hoy, la Starliner tiene otras seis misiones contratadas.

El cohete Atlas vuelve a lanzar astronautas. La nave Starliner será lanzada a la órbita baja en un cohete Atlas V de United Launch Alliance.

Es la versión más reciente del cohete que lanzó las misiones Mercury en los años 60, incluidas las del primer estadounidense en el espacio, Alan Shepard, y el primer estadounidense en órbitar la Tierra, John Glenn.

Además, será la primera vez que se lancen astronautas de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral desde la misión Apolo 7 en 1968.

La Crew Dragon de SpaceX tiene compañía. La nave CST-100 Starliner de Boeing fue seleccionada en 2010 para el programa comercial de vuelos tripulados de la NASA junto a la Crew Dragon de SpaceX.

La nave de SpaceX completó su primer vuelo tripulado en 2020 y ha llevado a 50 personas al espacio desde entonces. Boeing ha tardado cuatro años más que SpaceX en llegar a este punto.

Una interminable cadena de retrasos. Si bien Starliner se ha construido desde cero y SpaceX partía de la Dragon de carga, el desarrollo de Boeing ha incurrido en numerosos retrasos y sobrecostes (asumidos por la propia Boeing, ya que el contrato de la NASA es de coste fijo).

La primera misión no tripulada de la Starliner, en 2019, no alcanzó la Estación Espacial Internacional debido a un fallo de software. Después, la nave estuvo varada durante meses por unas válvulas corroídas que tuvieron que rediseñarse.

En 2022 lograron llevarla por fin a la ISS, pero un problema con el paracaídas ha obligado a retrasar hasta ahora, mayo de 2024, la primera prueba con astronautas.

Síguelo en directo. Puede seguir la primera misión tripulada de la nave Starliner de Boeing en directo en el canal de YouTube de la NASA.

WhatsApp