Hoy es 13 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Los veranos cada vez más abrasadores suelen llegar acompañados de muchos problemas. Desde casos de golpes de calor hasta incendios forestales. La infraestructura de las ciudades también suele verse afectada por los eventos climáticos extremos, y sino que se lo digan a Nueva York, que lo está viviendo en sus propias carnes.

El puente de la Tercera Avenida (The Third Avenue Bridge) que conecta el Bronx con Manhattan quedó fuera de servicio el lunes 8 de julio debido a las altas temperaturas. No obstante, ¿cómo puede suceder algo así? Según cuenta el canal de televisión local FOX 5, la estructura metálica del puente se expandió durante la ola de calor.

Un puente giratorio que no pudo volver a su posición original

The Third Avenue Bridge no es un puente estático. El mismo fue concebido con un diseño giratorio para facilitar la navegación fluvial a través del río Harlem. Por esta razón, cada determinada cantidad de tiempo, el puente se mueve hacia un costado para dejar pasar a los barcos. Esta semana esto se convirtió en un problema.

En medio del día más caluroso en lo que va del año en la Ciudad de Nueva York, el puente se movió como de costumbre, pero dejó de funcionar, lo que derivó en un atasco de tráfico. Debido a este escenario, personal del Departamento de Transporte y del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York comenzaron a trabajar en el lugar.

Las autoridades utilizaron barcos que generalmente se utilizan para apagar incendios para intentar revertir la expansión de parte de la estructura de acero del puente por las altas temperaturas. En las redes sociales hay numerosos vídeos que muestran detalladamente la labor de los bomberos con el puente a medio cerrar.

El puente de la Tercera AvenidaEl puente de la Tercera Avenida

American Institute of Steel Construction tiene en su página web una imagen muy interesante que muestra parte del sistema mecánico del puente, compuesto por enormes ruedas dentadas. Si bien este tipo de estructuras puede parecer muy robusta (y realmente lo es), no escapa al efecto que el calor tiene sobre todos los sólidos, incluidos los metales.

Después de varias horas inmóvil, el Departamento de Policía de Nueva York anunció que el puente pudo volver a su posición original, lo que permitió restablecer el tráfico. Cuando hablamos del puente de la Tercera Avenida estamos haciendo referencia a una estructura de 1956 que recibió una importantísima mejora en 2005.

Lo ocurrido esta semana en la ciudad estadounidense puede servir de ejemplo para la construcción de nuevas infraestructuras. En un mundo que padece los efectos del cambio climático puede ser importante tener en cuenta los factores ambientales en las tareas de diseño, mantenimiento y construcción de diversas obras.

WhatsApp