Hoy es 17 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

El estadillo de un sistema de estrellas situado a 3.000 años luz de la Tierra pronto se hará visible a simple vista en el cielo nocturno. Para la mayoría de nosotros, será la primera y última oportunidad de ver esta nova, ya que estalla aproximadamente cada 80 años.

La reaparición de T Coronae Borealis. T CrB para los amigos, fue descubierta durante su evento nova de 1866. Volvió a estallar en 1946, cuando la vimos por última vez sin ayuda del telescopio.

Debido a su actividad reciente, los astrónomos creen que lo hará de nuevo este año, en algún momento entre hoy y el mes de septiembre. Una vez que su brillo alcance su punto máximo, será visible a simple vista durante varios días (y hasta una semana con prismáticos) antes de volver a atenuarse otros 80 años.

Por qué ocurre. T CrB es un sistema binario de estrellas formado por una gigante roja y una enana blanca que se orbitan entre sí a poca distancia. Aunque es más pequeña, la enana blanca es extremadamente densa y caliente, por lo que atrae material de las capas más externas de la gigante roja, principalmente hidrógeno.

A medida que el disco de acreción (el material acumulado alrededor de la enana blanca) va creciendo, la presión y la temperatura aumentan, lo que desencadena una reacción termonuclear explosiva. Esta reacción libera una enorme cantidad de energía en un corto periodo de tiempo, causando un brillo repentino en el cosmos.

Desde nuestra perspectiva, el evento se asemeja a una estrella nueva que aparece temporalmente en el cielo, por lo que lo denominamos nova. En cambio, una supernova es una explosión mucho más energética en la que una estrella colapsa.

Cómo verlo en el cielo nocturno. T CrB normalmente tiene magnitud +10, que es un valor demasiado tenue para verlo a simple vista, pero su luz nos llegará con una magnitud +2 durante el estallido, un brillo similar al de la estrella polar. La magnitud aparente es una escala logarítmica, y disminuye cuando aumenta el brillo de la estrella. La estrella blanca más brillante, Sirio, tiene un valor de -1,5.

Para encontrar la nova en el cielo nocturno habrá que mirar hacia la Corona Boreal, una pequeña constelación en forma de arco cerca de Hércules y el Boyero. Puedes localizarla con una aplicación para mirar las estrellas. T CrB es solo una de las cinco novas recurrentes de nuestra galaxia, junto con RS Ophiuchi, V1500 Cygni, V838 Monocerotis y V339 Del, descubierta en 2013.

WhatsApp