Hoy es 22 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

La NASA informó el pasado viernes que un grupo de científicos y voluntarios del proyecto de ciencia ciudadana ‘Asteroides Activos’ identificó actividad inusual en 15 asteroides que se creían inactivos.

Los asteroides, a veces llamados ‘planetas menores’, son restos rocosos del material que sobró cuando se formó el sistema solar hace aproximadamente 6.400 millones de años. De acuerdo con la NASA, la mayoría de estos objetos provienen del cinturón principal de asteroides, localizado entre Marte y Júpiter.

La mayor parte de los asteroides presentan forma irregular, aunque algunos son casi esféricos y, a menudo, tienen cráteres de impacto en su superficie debido a las colisiones con otras rocas espaciales. Sin embargo, existen ciertos escombros espaciales que tienen órbitas similares a los asteroides comunes, aunque con características visuales similares a las de los cometas, como colas y cabelleras. Este tipo de objetos se denominan ‘asteroides activos’.

Los investigadores explicaron que los cometas dejaron de ser los únicos objetos en el sistema solar que mostraban actividad, ya que en 1949 se logró observar al asteroide 4015-Wilson-Harrington con una cola pronunciada mientras se acercaba a la Tierra. Además, en más de 70 años se han detectado 60 asteroides activos, una pequeña fracción de los casi 1,3 millones de planetas menores conocidos.

Descubriendo asteroides con cola de cometa

En un nuevo estudio recientemente publicado en The Astronomical Journal se reportó el hallazgo de 15 asteroides que mostraban «actividad», después de que 8.000 voluntarios del programa ‘Asteroides Activos’ analizaron 430.000 imágenes obtenidas por la Cámara de Energía Oscura (DECam, por sus siglas en inglés). Este instrumento está instalado en la parte más alta del telescopio Víctor Manuel Blanco del Observatorio Interamericano del Cerro de Tololo (Chile).

Según los autores de la investigación, uno de los 15 objetos que mostraron actividad fue el asteroide 2015 VA108 (indicado con una flecha verde en la imagen superior). Este cuerpo rocoso orbita completamente dentro del cinturón principal de asteroides, aunque tiene una cola parecida a la de un cometa.

Por último, los especialistas señalaron que estos asteroides pueden proporcionar información sobre el origen y evolución del sistema solar, incluyendo cómo se produjo el agua en nuestro planeta. También señalaron que, al analizar estos objetos, se podrán adquirir conocimientos para futuras misiones relacionadas con la exploración espacial, puesto que el hielo que da lugar a las colas similares a la de los cometas puede ser utilizado para propulsar cohetes o suministrar aire respirable.

WhatsApp