Hoy es 05 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

China ha comenzado a mover su industria tecnológica hacia un futuro donde no dependan de hardware externo para fabricar componentes electrónicos y computadoras. Al menos así lo demuestra el reciente anuncio de Beijing Jite Intelligent Technology (BJIT), quienes dicen haber fabricado la primera motherboard hecha sin tecnología extranjera.

La reciente crisis de chips y microcomponentes debido a los bloqueos estadounidenses dejaron en evidencia la falta de fabricaciones 100% nacionales dentro de territorio chino. De ahí que uno de sus principales objetivos deberá ser lograr la independencia total no solo a nivel hardware sino también software. A continuación veremos los detalles sobre la placa y si de verdad China puede competir con la nación más poderosa del mundo.Expand article logo  Continuar leyendo

La placa en cuestión, denominada GM7-2602-02 (referida como GM7), utiliza un factor de forma estándar Mini-ITX e incorpora un CPU Arm completamente desarrollado en China, algo a destacar pues dicha unidad de procesamiento es tal cual como las Macbook. Hablando del factor de forma, fue establecido por VIA Technologies en 2001, marca dimensiones de 170 x 170 milímetros y es la medida común en placas madre para computadoras.

De igual forma, la GM7 presenta una ranura M.2, una ranura PCIe 16x y salidas externas traseras que incluyen VGA, HDMI y conectores de audio, además de puertos de entrada Ethernet y USB. La ranura M.2 sugiere compatibilidad con unidades de estado sólido, ofreciendo un diseño compacto y transferencia de datos rápida. La ranura PCIe 16x es clave para la instalación de tarjetas gráficas, beneficiando a aquellos interesados en tareas como juegos o diseño gráfico.

En términos generales, esta placa base parece ser versátil y apta para diversos propósitos, desde videojuegos hasta el uso cotidiano de una computadora, acercando aún más al país al objetivo marcado por el gobierno de Xi Jinping. No obstante, la validez de estos avances depende de la confirmación de que la placa ha sido íntegramente fabricada en China, aspecto que hasta ahora no ha sido cuestionado en relación con Beijing Jite Intelligent Technology.

Aunque la página de BJIT presenta productos etiquetados como «nacionales», no especifica su fabricación completa en China. La ambigüedad en la definición de «nacional» genera incertidumbre sobre la procedencia real de la placa base. No obstante, es crucial considerar que China necesita urgentemente desarrollar sus propios productos si desea competir con la maquinaria tecnológica de Estados Unidos.

Si China busca enfrentarse a la vanguardia tecnológica de Estados Unidos, debe comenzar desde la base de todos los grandes avances actuales: el hardware, especialmente en el ámbito de la inteligencia artificial. En este momento, solo queda esperar para ver cómo se desarrolla esta historia y determinar si la «Nación del Dragón» ha verdaderamente iniciado la fabricación de sus propios componentes.

WhatsApp