Hoy es 26 de Febrero de 2024, Chihuahua, MX.

Una ballena fue hallada muerta en la costa de Acapulco, Guerrero, sin embargo, contrario a regresarla al mar, fue enterrada, y es de no creerse cómo y dónde.

Tal como recalcan, se desconoce la causa de muerte de la ballena en Acapulco, sin embargo, los especialistas poco conocen de las causas que pueden provocar la muerte de estos cetáceos.

Sin embargo, los mismos especialistas también destacan que al hallar una ballena muerta en una costa, como la encontrada en Acapulco, a menos que se sea un profesional marino, no debemos acercarnos a su cadáver.

Con una excavadora y en plena playa fue enterrada una ballena en Acapulco, Guerrero, cuyo cuerpo fue arrastrado por las olas y descubierto en sus costas el 2 de febrero de 2024.

De acuerdo con lo mencionado por medios locales, la ballena fue encontrada muerta alrededor de las 17:00 horas, arrojada por las olas en playa Bonfil de la zona Diamante de Acapulco.

Aunque la ballena llevaba por lo menos dos días sin vida, desconociendo las causas por las que terminó en este estado, tal como informó la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente (Profepa).

La ballena fue enterrada por trabajadores de la Promotora de Playas en esa misma playa Bonfil de la zona Diamante de Acapulco, cerca de lo que era la casa de Luis Miguel en dicha costera.

El proceso de cómo fue enterrada la ballena en Acapulco fue explicado por el director de la Promotora y Administradora de Playas, Alfredo Lacunza.

Y el operativo de enterrar a la ballena en Acapulco fue supervisado por la Profepa en todo momento y consistió en utilizar una retroexcavadora grandísima para hacer un hoyo.

Añadió que debido a las dimensiones de la ballena, 14 metros y 20 toneladas, no podía trasladarse a otro lugar, por lo que se le echó cal al momento de ser enterrada para evitar malos olores.

Después de morir, todo ser vivo entra en proceso de descomposición, por lo que las ballenas no son una excepción y acercarte a un cadáver podrías exponer tu salud.

Y es que las ballenas generan una gran cantidad de gases internos como el metano y ácido sulfhídrico al entrar en estado de descomposición, que en exceso pueden causar la explosión de la ballena, lo que equivale a toneladas de pedazos volando.

Igualmente, la exposición al metano que se encuentra en la ballena puede provocar en el ser humano desde mareos hasta paros cardiacos, añadiendo que es un contaminante atmosférico.

Por otra parte, también se está a exposición de virus y bacterias, no solamente en heridas que pudieron derivar en su muerte, también en posibles enfermedades que como se dijo, se desconocen.

WhatsApp