Hoy es 18 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

El “Apple Car” finalmente no será una realidad. La compañía de Cupertino ha comunicado de manera interna que ya no trabajará en su proyecto para construir un coche eléctrico. Project Titan, que es como se le conocía a la iniciativa, ahora es parte del pasado, según Bloomberg. Los empleados que estaban involucrados en el desarrollo del ambicioso vehículo serán transferidos a la división de inteligencia artificial de la firma dirigida por Tim Cook.

La decisión fue dada a conocer este martes por el director de operaciones de Apple, Jeff Williams, y por uno de los máximos responsables del proyecto de movilidad, Kevin Lynch. No se trató de un anuncio público, sino de un anuncio privado para los cerca de 2.000 miembros del proyecto. La idea de construir un coche eléctrico, recordemos, ha sido uno de los secretos mejores guardados de la compañía, ya que su existencia se basaba principalmente en rumores.

Cuando la inteligencia artificial tiene la verdadera prioridad

El esfuerzo de Apple por entrar al mundo de la movilidad eléctrica con su propio vehículo se ha extendido por más de una década y se ha traducido, además, en una inversión multimillonaria. Sin embargo, los desafíos para la firma han estado presentes desde que empezó a dar los primeros pasos en esta nueva industria, lo que obligó al proyecto a ir mutando. Los rumores más recientes señalaban que la compañía había reducido drásticamente su ambición.

Fuentes cercanas al proyecto señalaron que Apple imaginaba un coche tecnológicamente avanzado con un sistema de asistencia a la conducción de nivel 5, también conocido en el sector como «automatización completa». Lejos de poder alcanzar este nivel, el objetivo se rebajó a nivel 4 de «automatización elevada», aunque más tarde se acabó escogiendo un nivel 2+, similar al que equipan los coches comercializados por Tesla.

Pese a las dificultades que se presentaban por el camino, Apple seguía apostando por el proyecto, aunque dilatando internamente su fecha de lanzamiento. Al principio se pensaba que llegaría en 2025, después en 2026 y finalmente en 2028. Se esperaba que el coche costara alrededor de 100.000 dólares, pero los cambios en el proyecto empezaron a comprometer los márgenes de beneficio que podía obtener la compañía con un ajuste del precio.

Así que Apple empezó el 2024 destinando una importante cantidad de recursos a un proyecto que había cambiado demasiado desde sus orígenes y que, posiblemente, no se convertiría en realidad. La decisión de la cúpula de la compañía ha sido dejar esta idea atrás y enfocarse en sus proyectos de inteligencia artificial. Como decimos, los empleados del proyecto han empezado a ser transferidos a esta otra división de Apple, pero no todos.

En Bloomberg apuntan a que «habrá despidos», pero no especifican una cantidad. Los afectados serían principalmente ingenieros de hardware y otros profesionales cuyo talento está directamente relacionado a la industria de la automoción. En relación a la inteligencia artificial, todo parece indicar que Apple se ha despistado y que ahora está tratando de corregir su enfoque. Con el tiempo posiblemente sabremos en qué nuevos proyectos está trabajando.

WhatsApp