Hoy es 22 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

La inflación a los consumidores reportó, en la primera quincena de marzo, una nueva aceleración, de acuerdo con la información divulgada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo cual analistas atribuyeron a la llegada de Semana Santa.

En la primera quincena de marzo, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una variación de 0.27% quincenal, mientras que en comparación anual la tasa fue de 4.48 por ciento.

De esta forma, la inflación continuó por arriba del objetivo de 3% +/- 1 punto porcentual del Banco de México (Banxico), y se aceleró desde el dato de 4.35% anual de la segunda quincena de febrero.

Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+), indicó que en la primera mitad del mes el aumento de precios en algunos rubros, como servicios, se debió probablemente a un efecto base, ya que la Semana Santa se celebrará este año un poco antes que en el 2023.

“Estimamos que la inflación interanual exhiba cierta desaceleración a lo largo del presente año. Sin embargo, reconocemos que el panorama todavía es incierto y predominan los riesgos al alza. Si bien la dilución de los choques de años pasados contribuirá cada vez menos al proceso de desinflación, la expectativa de un menor ritmo de crecimiento económico para este nos lleva a estimar que los precios se moderen algo más”, agregó.

De esta manera, agregó que no espera que la inflación baje de 4% sino hasta el primer trimestre del 2025. En tanto, Banxico prevé que se ubique en 3.5% en el cuarto trimestre de este año. Mientras que la meta puntual de 3% se lograría hasta el segundo trimestre del 2025.

“Será clave evaluar las próximas cifras de inflación, ya que nos permitirá analizar el desempeño trimestral y, por ende, el actuar de Banxico hacia las próximas decisiones de política monetaria. Nuestro estimado de inflación general es de 4.10% al cierre del 2024”, señalaron por su parte estrategas de Monex.

La semana pasada, la Junta de Gobierno del Banco de México recortó la tasa de interés en 25 puntos base, luego de tenerla en niveles históricos. Con sólo un voto disidente, la mayoría de los integrantes optó por recortar la tasa a 11.00 por ciento.

Subyacente detiene desaceleración

Al interior del informe del Inegi se observó que hubo una presión general en los componentes de la inflación; sin embargo, ésta continuó concentrándose en el rubro de la inflación subyacente, el cual elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles y que es la que Banxico toma en cuenta para su decisión de política monetaria.

En la primera quincena del mes, la inflación subyacente se ubicó en 4.69% anual, acelerándose ligeramente desde el dato de 4.66% de la última quincena de febrero.

“Después de hilar 25 lecturas a la baja y crecer a su menor ritmo desde junio del 2021, el índice subyacente se aceleró ligeramente en las últimas dos quincenas. Por un lado, las mercancías continuaron desacelerándose, en especial las no alimenticias, ante la dilución de los choques de años pasados y la apreciación cambiaria. Por otro lado, los servicios siguen sin presentar un claro punto de inflexión, probablemente por un traspaso más gradual de los choques de años pasados y por su mayor sensibilidad al aumento en los salarios”, explicó Alejandro Saldaña.

Los datos del Inegi mostraron que, en la primera quincena de marzo, al interior de la inflación subyacente las mercancías reportaron un aumento de 3.96% anual, mientras que los servicios –que ahora son los que ejercen la mayor presión– aumentaron en 5.57 por ciento.

También se aceleró la no subyacente

Por otro lado, el rubro de la inflación no subyacente también mostró presiones y se aceleró respecto a la quincena previa, al pasar de 3.42 a 3.84 por ciento.

Lo anterior se explicó por un aumento de 4.69% anual en el precio de los productos agropecuarios, mientras que los energéticos y tarifas de gobierno subieron 3.12 por ciento.

“La sequía continúa representando un riesgo muy relevante para los cultivos, anticipando mayores distorsiones de oferta. En los energéticos, los precios de referencia en los mercados internacionales sugieren que el gas LP podría estabilizarse en el margen, aunque las gasolinas probablemente repuntarán, contenidas en parte por aumentos adicionales en el estímulo fiscal al IEPS”, indicaron analistas de Banorte.

El impacto variará

Calentamiento global aumentará los precios de los alimentos a nivel mundial

Se prevé que el calentamiento global y las olas de calor aumenten aún más los precios de los alimentos y la inflación general en todo el mundo en el futuro, advirtió una nueva investigación realizada por científicos y el Banco Central Europeo (BCE).

El impacto variará pero se dejará sentir en todas partes, especialmente en los países en desarrollo, señaló el artículo publicado en la revista Communications Earth and Environment.

Los fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor, sequías e inundaciones, son cada vez más frecuentes a medida que el clima se calienta, lo que afecta a sectores clave de la economía, como la agricultura y la producción de alimentos.

Para este nuevo estudio, investigadores del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK, por sus siglas en inglés) y del BCE se basaron en datos históricos sobre precios y condiciones meteorológicas de 121 países entre 1996 y el 2021.

Según las previsiones, el aumento de las temperaturas debido al cambio climático incrementará el costo de los alimentos en todo el mundo entre 1.49 y 1.79 puntos porcentuales anual de aquí al 2035.

El efecto del futuro calentamiento y de las temperaturas extremas sobre la inflación global sería de entre 0.76 y 0.91 punto porcentual en el mejor y el peor de los escenarios.

“Encontramos esta fuerte evidencia de que las temperaturas más altas, particularmente en verano, o en lugares que son calurosos, causan aumentos de precios principalmente en la inflación de los alimentos, así como en la general”, dijo a la AFP Maximilian Kotz, uno de los autores del informe del PIK.

Según Kotz, el impacto del futuro calentamiento sobre los precios de los alimentos y la inflación se dejará sentir sobre todo en las “regiones que ya son más cálidas”. (Con información de AFP)

WhatsApp