Hoy es 24 de Febrero de 2024, Chihuahua, MX.

La empresa productiva del Estado Petróleos Mexicanos (Pemex) pierde 18.17 millones de pesos al día por huachicol, de acuerdo con un cálculo realizado con cifras de la propia empresa.

De acuerdo con datos de Pemex, durante enero se han desviado 4,800 barriles de petrolíferos (gasolina y diésel) al día en promedio, lo que equivale a 763,152 litros diarios de combustibles.

Con el precio de la gasolina y el diésel en promedio en 23.82 pesos por litro, lo que no está vendiendo Pemex y le están robando son 18 millones 175,737 pesos al día.

Al mes, eso equivale a una pérdida de 563.45 millones de pesos, mientras que al año son 6,634 millones de pesos.

Ramsés Pech, asesor en energía y economía, aseguró que a esas pérdidas, se le debe de sumar el costo que tiene Pemex por ir a reparar las tomas clandestinas en los ductos de donde se roba el combustible.

Si bien dijo que las tomas clandestinas han bajado respecto al sexenio anterior, aún se hace una toma clandestina cada 43 minutos, lo que representa un riesgo para la seguridad no sólo de la infraestructura de Pemex, sino de la población en general.

“Se está generando un problema en el largo plazo pues se está poniendo en riesgo la seguridad de la población, debido a que los ductos pierden las características originales que tenían, su vida útil se disminuye, además de que los materiales se debilitan y, por ende, tienen que hacer reparaciones”, afirmó el especialista.

Alejandro Montúfar, director general de la consultora de PETROIntelligence, dijo que las pérdidas que sufre Pemex por el combustible no es tan relevante para el tamaño de la empresa estatal.

“Hay mecanismos que permiten recuperar estos costos no trasladables en las tarifas de transporte que la misma CRE ha aprobado”, aseguró Montúfar.

Bajan tomas clandestinas

En los primeros nueve meses de 2023, Pemex registró 8,965 tomas clandestinas a sus ductos, lo que significó un piquete cada 43 minutos y 58 segundos.

Para comparar, en el mismo periodo de 2018 (último año del sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto) se reportaron 11,240 tomas, lo que significó un piquete a los ductos cada 35 minutos y 4 segundos.

“Lamentablemente hemos visto a partir de los resultados que no hay un gran avance (en cuanto a combate al huachicol). Las tomas clandestinas se siguen haciendo, entonces yo creo que ahí es un área de oportunidad para innovar en algunas estrategias”, aseguró Montúfar.

El estado en el que más tomas clandestinas hubo en enero-septiembre de 2023 fue Hidalgo, con 2,981 piquetes, seguido por Jalisco (1,708), el Estado de México (1,083), Tamaulipas (749) y Guanajuato (390).

En 2018, el estado con más piquetes fue Puebla, con 1,636 tomas en los primeros nueve meses de ese año. La entidad ya no figura en 2023 en las primeras cinco con más tomas, pues en ese año se registraron 352 piquetes.

Las otras cuatro entidades con más perforaciones durante 2018 fueron Hidalgo, con 1,491 tomas; Guanajuato, con 1,352 piquetes; Veracruz, con 1,219 tomas, y el Estado de México, con 1,140 perforaciones.

Pemex tiene una red de ductos de más de 30,000 kilómetros a lo largo de todo el país.

WhatsApp