Hoy es 18 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

“Detener la guerra a cualquier precio significaría estar en guerra permanentemente”, asevera la vicecanciller ucrania, Iryna Borovets. “Para iniciar cualquier negociación deben retirarse todas las fuerzas armadas y equipos rusos de todo el territorio de Ucrania”, reafirma.

La paz “es exactamente lo que millones de ucranios quieren ahora, sin embargo no estamos preparados para la paz a cualquier precio”, dice Borovets, una veterana diplomática de 48 años, en vísperas de la Cumbre por la Paz Global a efectuarse en Bürgenstock, Suiza el próximo 15 y 16 de junio.

En entrevista con La Jornada, realizada con un cuestionario enviado a través de la embajada de su país en México, Borovets destaca que en el encuentro de Suiza, en el que participarán al menos 107 países y organizaciones y al que Rusia no fue invitada, se buscará definir una hoja de ruta para lograr “una paz integral, justa y estable” a dos años y tres meses de que inició la invasión rusa.

A continuación las respuestas de la vicecanciller:

–Tras dos años y tres meses desde la invasión de Rusia no se ve fin a la guerra. Muchos países y organismos internacionales, entre ellos México, China, Turquía, la Liga Árabe, la Unión Africana, instan a Ucrania y Rusia a declarar un cese del fuego inmediato para iniciar negociaciones que faciliten un arreglo político.

¿Por qué Ucrania solo admite Fórmula de Paz del presidente Volodymir Zelensky, que Rusia, la otra parte del conflicto, rechaza al considerarla un ultimato en su contra y por que excluirla de la Conferencia de Paz que se celebrará a mediados de junio en Suiza?

“La agresión armada rusa contra Ucrania comenzó no hace más de dos años, sino en febrero de 2014. Desafortunadamente, entonces, en 2014, el mundo no escuchó los repetidos llamamientos de Ucrania a la comunidad internacional para que consolidara sus esfuerzos para detener la arbitrariedad rusa. En un momento, el mundo se encontró en otras realidades. Después de todo, la Federación de Rusia, al darse cuenta de la total impunidad por sus graves violaciones de las normas y principios del derecho internacional, tomó medidas aún más abiertas y cínicas, comenzando el 24 de febrero de 2022, sin ocultarlo, con una invasión militar a gran escala de Ucrania.

“La victoria de Ucrania es crucial para la seguridad global. Esta es una garantía de que todas las naciones del mundo preservarán su propia identidad. Es absolutamente necesario adoptar medidas decisivas y adoptar decisiones de importancia estratégica en apoyo de Ucrania. El retraso en la prestación de ayuda a nuestro país es una oportunidad para que la Federación de Rusia continúe su guerra de agresión, que es bastante peligroso, ya que puede servir de trampolín para ampliar su alcance. Es importante entender que la indecisión del mundo democrático dará confianza a los regímenes autoritarios.

“Ucrania está luchando por su independencia y soberanía, la preservación de su identidad nacional e integridad territorial y la supervivencia del propio Estado.

La paz no será “a cualquier precio”

“La paz es exactamente lo que millones de ucranianos quieren ahora. Sin embargo, no estamos preparados para la «paz a cualquier precio». La paz para Ucrania debe ser integral, justa y estable. Esto sólo será posible cuando las tropas rusas abandonen el territorio de nuestro Estado y se restablezcan su soberanía e integridad territorial dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas. No se trata sólo de la liberación de nuestra tierra, sino también de la liberación de nuestro pueblo que sufre durante la ocupación, donde reina la anarquía y la ley de la fuerza, donde la represión y la tortura, el secuestro y el asesinato de patriotas ucranianos no cesan.

“Como víctima de una agresión, la propia Ucrania tiene el derecho moral de determinar las condiciones en las que se debe restablecer una paz justa. Esa paz debe basarse en los Objetivos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas. La Fórmula de Paz propuesta por el Presidente de Ucrania, Volodymir Zelensky, corresponde a las normas fundamentales de este documento, que es la base del orden internacional basado en reglas. Por eso lo consideramos la única herramienta eficaz para poner fin a la guerra. Esperamos que todos los estados responsables que comparten los valores de igualdad y seguridad se unan al trabajo en esta iniciativa. Sus disposiciones ya quedaron reflejadas en la Resolución de la Asamblea General de la ONU «Principios de la Carta de la ONU que sustentan una paz integral, justa y duradera en Ucrania» y recibieron el apoyo de representantes de diferentes continentes.

El papel de México en la cumbre de paz

“Al mismo tiempo, creemos que México podría desempeñar un papel mucho más activo en ciertos componentes de la Fórmula de Paz de Ucrania. En particular, quisiéramos que México, como principal impulsor del Tratado de Tlatelolco sobre una zona libre de armas nucleares en América Latina y el Caribe, se sumara activamente al punto «Seguridad radiológica y nuclear», contribuyendo con su experiencia y autoridad a la búsqueda por parte de la comunidad mundial de garantías a este respecto para Ucrania.

Por cierto, el mundialmente famoso físico nuclear mexicano, que fue un activo promotor del Tratado de Tlatelolco, Markus Moshinskyi, era de origen ucraniano. Nació en Kiev.

“Entendemos que, en cierto momento, la Federación de Rusia debe participar en el proceso de paz. Pero esto no puede suceder ahora, cuando no muestra signos de estar dispuesta a abandonar su agresión contra nuestro Estado, que viene librando desde hace más de una década. Rusia continúa infligiendo ataques diarios a infraestructuras críticas y ciudades pacíficas de Ucrania. En tales condiciones, la inclusión de representantes rusos en las conversaciones de paz es una farsa que socavaría cualquier confianza en el proceso de paz”.

–Ante la evolución del conflicto en la línea de contacto y desde una visión realista, quisiéramos saber si Ucrania tiene alguna alternativa viable a un eventual fracaso de las conversaciones de paz en la conferencia de Suiza que excluye a Rusia.

“Ucrania está luchando por su existencia contra la agresión armada de una potencia nuclear que tiene muchos más recursos. Las acciones ofensivas del enemigo se han intensificado significativamente, la situación estratégica operativa tiende a empeorar. Los rusos tienen superioridad aérea y humana y continúan acumulando tropas.

“Sin embargo, Ucrania continúa la lucha y no va a detenerla. Nuestro objetivo es claro: queremos el pleno restablecimiento de nuestra integridad territorial dentro de fronteras internacionalmente reconocidas y la retirada de las formaciones y equipos militares rusos de todo el territorio de nuestro Estado. Todos nuestros esfuerzos, tanto militares como diplomáticos, van encaminados a ello.

“Agradecemos los esfuerzos diplomáticos de otros países y organizaciones encaminados a restablecer la paz en Ucrania. Al mismo tiempo, destacamos que sólo pueden ser racionales aquellas ideas que tienen en cuenta los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas, en particular el respeto de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y la necesidad de su restauración”.

–¿Cómo evalúa la vía de negociación propuesta por China meses atrás, misma que, en su momento, el presidente Zelensky no descartó de manera plena?.

“Queremos ver a Beijing entre los Estados que pueden ayudar a detener la agresión armada de la Federación Rusa y restaurar la integridad territorial de Ucrania, y apreciamos que Beijing haya confirmado repetidamente el respeto al principio de integridad territorial.

“Y en el contexto de la vía de negociación propuesta por China, tomamos en cuenta la visión y los enfoques de la parte china, publicados en el documento de posicionamiento del 24 de febrero de 2023 y recientemente en el «Consenso China-Brasil sobre la solución política de la crisis de Ucrania». Algunas disposiciones de estos documentos son coherentes con la Fórmula de Paz del Presidente de Ucrania, Volodymir Zelensky, que, en nuestra opinión, es la única forma real de restablecer la paz en Ucrania.

“Al mismo tiempo, es extremadamente importante observar los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, en primer lugar, en lo que respecta al respeto de la soberanía y la integridad territorial de los países, que es una de las disposiciones clave de la Fórmula de Paz de Ucrania, así como el fundamento sobre el que se basan las relaciones bilaterales entre Ucrania y China.

“Es Ucrania, como víctima de esta guerra, quien tiene derecho a iniciar el camino hacia su fin.

La noticia de que China no participará en la Cumbre Global por la Paz inaugural en Suiza es profundamente lamentable.

“Ucrania expresa la esperanza de que China reconsidere su posición y participe en la Cumbre. Por lo tanto, China, como una de las principales potencias del mundo y miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, hará una contribución práctica a los esfuerzos globales para detener la agresión rusa contra Ucrania y establecer una paz justa y duradera en nuestro país”.

–¿Contempla algún papel de la diplomacia mexicana de cara a una salida negociada al conflicto?

“¡Por supuesto! Para Ucrania, la participación de México, un actor internacional importante y una potencia mundial influyente, en los esfuerzos de la comunidad internacional para detener la agresión rusa y restaurar el orden mundial internacional es extremadamente importante. Los diplomáticos mexicanos siempre han tenido la reputación de ser profesionales de alto nivel, con experiencia y conocimientos relevantes en la defensa de la justicia internacional, los principios y normas de la Carta de la ONU.

“Por eso invitamos a México a participar en el proceso de implementación del plan de paz de Ucrania. Agradecemos que durante el año pasado los diplomáticos mexicanos participaron activamente en la preparación de la Cumbre por la Paz Global.

“La Cumbre por la Paz Global, que se celebrará los días 15 y 16 de junio en Bürgenstock, Suiza, debería convertirse en una plataforma eficaz para coordinar los esfuerzos destinados a restaurar una paz integral, justa y duradera para Ucrania.

“Durante la Cumbre, los esfuerzos se centrarán en la consideración de elementos de la Fórmula de Paz de Ucrania como la seguridad radiológica y nuclear, la seguridad alimentaria, la vía humanitaria en relación con la liberación de prisioneros y deportados, en particular los niños. Estos son los temas que son importantes para Ucrania y el mundo.

“Sólo después de que la comunidad internacional acuerde el marco de paz, podrá presentarse a los representantes de la Federación de Rusia, aquellos que están dispuestos a entablar una verdadera conversación sobre la paz.

“Por lo tanto, esperamos que México esté adecuadamente representado en la Cumbre y se una a los esfuerzos de la comunidad internacional para restablecer una paz estable y justa en Ucrania, que correspondería, de hecho, al papel de su país en el moderno sistema de relaciones Internacionales. La posición activa de la diplomacia mexicana, además de esto, sin duda se convertirá en un buen ejemplo para otros países”.

Las Olimpiadas

–¿Cuál es la razón de Ucrania para no aceptar el alto el fuego temporal, propuesto por el presidente francés, Emmanuel Macron, el tiempo que duren este verano los Juegos Olímpicos en París, como se hacía en la antigüedad?

“Ya hubo intentos de lograr un alto el fuego. Teniendo en cuenta la realidad actual, cuando las órdenes del Kremlin atestiguan la intención de destruir el Estado ucraniano y la agresión armada de Rusia contra Ucrania continúa durante 835 días (al 06.07.2024), ¿quién puede garantizar que durante el período de alto el fuego la Federación Rusa no recurrirá al redespliegue de tropas y aumentará el potencial militar cerca de las fronteras de nuestro Estado para infligir nuevos ataques y más devastadores en el territorio de Ucrania?

“No tenemos motivos para confiar en el régimen ruso. Tenemos amplia experiencia en conversaciones con Rusia. Hemos aprendido bien las lecciones que nos da y no vamos a repetir los errores del pasado.

“Desde el restablecimiento de la independencia de Ucrania en 1991, se han concertado muchos documentos bilaterales con la Federación de Rusia en los que, en particular, se reconocía la integridad territorial de Ucrania dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas. Rusia también firmó el Memorando de Budapest, que proporcionaba garantías de seguridad a Ucrania a cambio de renunciar a las armas nucleares. Todo esto no impidió que la Federación Rusa iniciara una agresión contra Ucrania en 2014.

“Ya después del inicio de la agresión, celebramos más de 200 rondas de consultas con Rusia en diversos formatos: Minsk y Normandía. Sin embargo, no produjeron ningún resultado para el restablecimiento de una paz justa; en cambio, fueron utilizados por el agresor para preparar una invasión militar a gran escala.

“Por lo tanto, cualquier acuerdo sobre un alto el fuego temporal sin la retirada de las fuerzas armadas rusas del territorio de Ucrania es inapropiado, ya que la Federación de Rusia simplemente no los implementará y solo los utilizará para prepararse para el próximo ataque y fortalecer sus posiciones en los territorios de Ucrania temporalmente ocupados”.

Revés en Estambul

–Después de llegar a importantes acuerdos en Estambul, que perfilaban una solución pacífica, las negociaciones se suspendieron de modo abrupto. Rusia asegura que Estados Unidos y sus aliados, Gran Bretaña sobre todo, le impusieron a Ucrania la decisión de retirarse de la mesa de negociación. ¿Es así?, ¿Hasta qué punto Kiev tiene que cumplir las directrices que se toman en Washington y otras capitales que le suministran a Kiev apoyo militar y financiero decisivo?

“No hubo ningún acuerdo en Estambul. Nuestras posiciones con la Federación de Rusia eran tan diametralmente opuestas y las demandas de la parte rusa eran tan absurdas y ultimativas que las perspectivas de una solución real ni siquiera eran visibles. Los borradores de documentos que aparecieron en los medios de comunicación sólo reflejan la existencia de ultimátums rusos. Son completamente contrarias a los intereses nacionales de Ucrania y en realidad tenían como objetivo privar a Ucrania de su soberanía. Esto es inaceptable para cualquier Estado independiente.

“Al implementar la política exterior de Ucrania, el Ministerio de Relaciones Exteriores se guía por la Constitución y la legislación de Ucrania, los intereses, objetivos, prioridades y tareas nacionales definidos de la manera prescrita.

“Uno de los principios básicos del derecho internacional es la no injerencia en los asuntos internos de otros estados. Ucrania se guía por este principio en las relaciones interestatales. En consecuencia, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania no recibe «directivas» de organismos estatales de otros países y no recurre a tales acciones.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores y las instituciones diplomáticas de Ucrania en las capitales de los Estados socios hacen todo lo posible para garantizar la recepción de asistencia financiera para la protección de nuestros ciudadanos y la proximidad de la victoria, así como para traer al país agresor a la justicia por los crímenes cometidos”.

–En aquel intento de llegar a un acuerdo en Estambul, Ucrania ofreció declararse país neutral y retirar su intención de ingresar a la OTAN. En su opinión, ¿por qué lo rechazó Rusia cuando eran dos condiciones que, sostiene, la obligaron a invadir Ucrania? ¿Estaría Ucrania dispuesta a retomar negociaciones a partir de lo acordado en Estambul?

“Ucrania es un Estado soberano y tiene derecho a determinar las prioridades de su política exterior. Me gustaría recalcar que las garantías de seguridad son extremadamente importantes para Ucrania; precisamente debido a la agresión armada rusa esta cuestión se ha vuelto particularmente relevante. La neutralidad no es garantía de no agresión, al contrario. Ucrania era un Estado no alineado cuando, en febrero de 2014, la Federación de Rusia lanzó su agresión armada contra nuestro país y ocupó temporalmente Crimea y parte de las regiones de Lugansk y Donietsk. Esto simplemente demuestra que Moscú utilizó la permanencia de Ucrania fuera de la OTAN para atacar a nuestro país.

“Fue después de esto que el nivel de apoyo a la integración euroatlántica en Ucrania aumentó rápidamente. Y al final, el rumbo correspondiente de la política exterior quedó registrado en nuestra Constitución. Es inaceptable la exigencia de otro Estado de abandonar las disposiciones de nuestra Ley Fundamental, utilizando para ello medios bélicos y ultimátums. La membresía en la OTAN es la única garantía confiable de nuestra seguridad.

“Permítanme recordarles que, según el Kremlin, Ucrania no tiene derecho a una existencia independiente ni a una política exterior e interior propia. Supuestamente somos parte del «gran imperio» que hay que renovar. Por lo tanto, el objetivo estratégico de las llamadas negociaciones para Moscú no será siempre la paz permanente, sino la creación de condiciones para la reanudación de la agresión y la ocupación gradual de otros territorios ucranianos, tan pronto como surjan circunstancias favorables. Para Putin, las conversaciones son una oportunidad para ganar tiempo para reagruparse y atacar de nuevo. Rusia no quiere perder la oportunidad de ampliar la zona de su ocupación en el futuro. Y no me refiero sólo al territorio de Ucrania.

“Y la incorporación de Ucrania a la OTAN es el fin de los sueños rusos de devolver Ucrania”.

Descartadas las negociaciones con Putin

-El presidente Zelensky, mediante un decreto, afirmó que nunca va a negociar con el titular del Kremlin, Vladimir Putin, quien acaba de ser reelecto para un nuevo periodo de seis años. ¿Quiere esto decir que mientras Putin sea el presidente de Rusia no habrá negociaciones o cree usted posible que, bajo ciertas circunstancias, se pudiera aplicar un esquema similar al que permitió el llamado “pacto de los cereales” en Estambul cuando la ONU y Turquía negociaron por separado los entendimientos con Kiev y Moscú?

“Las «garantías» de la Federación de Rusia de que está preparada para las negociaciones no es más que un mito, es un intento de la parte rusa de convencer al mundo de la realidad de las ilusiones. Mientras promueve la narrativa de las llamadas «conversaciones de paz», Rusia simultáneamente continúa su terror contra Ucrania a diario, lo que muestra el verdadero rostro y las verdaderas intenciones de Rusia y muestra su renuencia a celebrar conversaciones de paz en toda regla.

“La pseudodisposición de la Federación de Rusia para las negociaciones de paz no es más que un intento de ganar tiempo para fortalecer el control sobre los territorios temporalmente ocupados de Ucrania, retrasar o hacer imposible el suministro de ayuda militar, financiera y humanitaria a Ucrania por parte de la comunidad internacional.

“Después de todo, reagrupar sus fuerzas para la próxima ofensiva, una aún más cínica. Para ello, Moscú utilizó el proceso de negociación en curso desde 2014 sobre la desocupación de los territorios ucranianos capturados en ese momento.

“Rechazamos cualquier llamado a negociaciones de paz con la Federación Rusa en los términos de Moscú. Detener la guerra a cualquier precio significaría estar en guerra permanentemente. Los organismos encargados de hacer cumplir la ley de Ucrania registraron un número sin precedentes de crímenes cometidos por el ejército ruso durante la invasión a gran escala: más de 133 mil crímenes de agresión y crímenes de guerra y 17 mil crímenes contra la seguridad nacional, más de 162 mil objetos de infraestructura civil fueron destruidos o dañados. Detrás de cada uno de estos números, hay un acontecimiento trágico, una vida humana. ¿Pueden tales acciones dar testimonio de la sinceridad de las garantías de la Federación de Rusia sobre el deseo de paz y la disposición a negociar? En mi opinión, no.

Condiciones para la paz con Rusia

“Tenemos una visión clara de cómo se construirá el camino hacia la paz, que está formulada en la Fórmula de Paz del Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. La primera Cumbre de Paz en Suiza debería dar un comienzo político de alto nivel a la preparación de un marco de paz conjunto que debería restaurar la paz en Ucrania.

“De hecho, ya hemos tenido la experiencia de las negociaciones sobre la Iniciativa de Cereales del Mar Negro. Luego llegamos a un entendimiento con nuestros socios internacionales y luego ellos negociaron con Rusia. Creemos que podemos utilizar esta experiencia en nuestro trabajo futuro. El aspecto clave para iniciar cualquier negociación debería ser la retirada de todas las fuerzas armadas y equipos rusos de todo el territorio de Ucrania. Quisiera subrayar que la cuestión de la soberanía y la integridad territorial del Estado dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas no puede ser objeto de ningún compromiso.

“La República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol, las partes temporalmente ocupadas de los territorios de las regiones de Donietsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón y algunas zonas de las regiones ucranianas de Mykoláiv y Járkov deberían haber sido devueltas.

“En cuanto al esquema de posibles negociaciones, aquí la cuestión no es el esquema, sino la cuestión de la voluntad de la propia Federación de Rusia de escuchar las demandas de la comunidad mundial. El Presidente de Ucrania ya comentó sobre la posibilidad de negociaciones con la Federación de Rusia y dejó claro que cuando exista un documento basado en nuestra Fórmula de Paz, que todos ustedes conocen, y cuando tengamos el apoyo del mundo, luego buscaremos formas de transmitir el documento y cómo hablar con los representantes de Rusia”.

–Rusia asegura que está dispuesta a negociar, pero dice que Ucrania se niega. Además, señala que para poder llegar a un entendimiento, Kiev tiene que reconocer lo que llama “nueva realidad sobre el terreno”, es decir, la pérdida de cerca de 20 por ciento de su territorio. ¿Aceptaría Ucrania ceder parte de su territorio para alcanzar la paz? De no ser así, ¿cree que podrá recuperar por la fuerza las cuatro regiones que se anexionó Rusia?, ¿Y cómo ve el futuro de la península de Crimea?

“Lo que Rusia llama «disposición a negociar» significa en realidad que está intentando empujar a Ucrania a la capitulación. Es decir, simplemente va a dictar sus condiciones, que incluyen la renuncia de Ucrania a parte de su territorio. Esto es inaceptable para nosotros y no le daremos a Putin la oportunidad de dictarnos las condiciones para poner fin a la guerra.

“Nuestro Presidente ya ha señalado que cualquier acuerdo que simplemente dé territorio a Putin a cambio de un cese de hostilidades abrirá el camino a nuevas guerras de conquista por parte de Rusia en el futuro.

“Ahora estamos haciendo todo lo posible e imposible para devolver los territorios temporalmente ocupados de Ucrania. Desafortunadamente, este es un proceso largo y difícil. Miles de patriotas de Ucrania están perdiendo la vida por el bien de nuestro Estado y su futuro pacífico. Y vemos el futuro de todos los territorios temporalmente ocupados, incluida Crimea, exclusivamente como parte de una Ucrania independiente.

“Por su parte, la diplomacia ucraniana está haciendo todo lo posible para acercar ese futuro, en particular garantizando un apoyo integral a nuestro Estado en el escenario mundial, incluso proporcionando ayuda militar, aumentando la presión de las sanciones sobre la economía rusa, apoyando nuestra posición en todas las plataformas internacionales, apoyo económico de nuestro estado y participación en la implementación de la Fórmula de Paz”.

Guerra híbrida

–Para Moscú, a raíz del respaldo de la alianza noratlántica a Ucrania, la OTAN está librando una guerra híbrida en su contra; para Kiev, la OTAN no permite al ejército ucranio a usar su armamento en territorio ruso y proporciona las armas con un año de retraso. ¿Hasta qué punto es decisiva la implicación de la OTAN en la guerra?, ¿De qué manera pueden influir en el curso de los combates las dudas que expresan algunos países de la alianza?

“Yo diría que todo es exactamente lo contrario: fue la Federación de Rusia la que lanzó una guerra híbrida contra la OTAN. Me refiero al sabotaje ruso, los actos de violencia, los ciberataques y la interferencia electrónica, las campañas de desinformación y otras operaciones híbridas.

“Aquí, los objetivos de la Federación de Rusia son bastante claros: esfuerzos por sembrar ansiedad, socavar la unidad de los aliados, desestabilizar a los estados miembros de la Alianza, a los países de la Unión Europea y, junto con la desinformación, influir en las decisiones políticas de países y organizaciones que nos apoyan, para al menos cuestionar la conveniencia de un mayor apoyo a Ucrania.

“En este punto es importante distinguir claramente la ayuda de la OTAN de la ayuda de los Estados miembros de la Alianza.

“La Alianza sólo proporciona ayuda no letal a Ucrania. En cuanto a las armas, son suministradas a Ucrania de forma bilateral. Es decir, no es del todo correcto asociar la ayuda de los países miembros de la Alianza con las decisiones de la OTAN. Dado que se trata de una decisión nacional de un estado individual y no de toda la organización.

“Nuestro objetivo es ganar y recibir la máxima ayuda de la Alianza y los aliados para ganar.

En cuanto a las dudas de los aliados individuales, durante la guerra asistimos a una transformación radical de las posturas de los aliados. Esto también se aplica al suministro de tanques, aviones y misiles de largo alcance a Ucrania. Esto también se aplica al derecho a utilizar las armas que nos han proporcionado contra objetos en el territorio de Rusia”.

Historia común

–Ucrania y Rusia tienen un origen eslavo común y durante siglos se consideraban pueblos hermanos. ¿En qué momento se produjo la ruptura? ¿Es posible revertir la situación, volver a convivir en paz y fraternidad?

“Durante muchos años, Rusia utilizó las tesis del origen eslavo común y de los pueblos hermanos en su agresiva propaganda y desinformación sobre Ucrania, tergiversando y distorsionando simultáneamente la historia.

“Durante siglos, Rusia intentó apoderarse de las tierras ucranianas y esclavizar al pueblo ucraniano amante de la libertad, lo que periódicamente iba acompañado de asesinatos en masa de ucranianos. En 2014, después de décadas de reconocer a Ucrania como un estado independiente, firmar cientos de acuerdos bilaterales, incluido el Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación, la provisión por parte de Moscú de garantías de seguridad a nuestro estado por su renuncia a las armas nucleares, el país vecino «hermano» comenzó una nueva etapa histórica, apoderándose de tierras ucranianas y destruyendo al pueblo ucraniano, ocupando Crimea e iniciando una guerra sangrienta en Donbas.

“En 2022, el tal llamado el «pueblo hermano» lanzó una agresión militar a gran escala, que va acompañada de un genocidio abierto de los ucranianos. ¿De qué tipo de retorno a una vida común en paz y fraternidad podemos hablar actualmente?

“En primer lugar, el régimen criminal ruso debe retirar sus tropas de todo el territorio internacionalmente reconocido de Ucrania y comenzar a implementar otros puntos de la Fórmula de Paz del Presidente Zelensky, que describe claramente el algoritmo para lograr una paz integral y justa. Rusia debe ser considerada plenamente responsable de sus crímenes en Ucrania y debe implementarse un mecanismo de reparación a Ucrania por parte de Rusia. Rusia debe empezar a respetar la Carta de las Naciones Unidas para que una tragedia así no vuelva a ocurrir, y sólo entonces podremos iniciar un debate. La Cumbre Global por la Paz, que se celebrará esta semana en Suiza, contribuirá a una mejor comprensión por parte de la comunidad internacional de la no alternativa del plan de paz ucraniano, la Fórmula de Paz, para lograr este objetivo y devolver la paz al continente europeo”.

–¿Hay algo que quiera agregar a esta entrevista?

“México es un socio importante para Ucrania. Saludamos la elección de Claudia Scheinbaum al cargo de Presidenta de México y esperamos profundizar y fortalecer las relaciones entre nuestros países durante su mandato.

“Ucrania siempre ha buscado mantener relaciones cálidas y amistosas con México basadas en el respeto mutuo y los valores compartidos. Además, en cierto sentido, nuestras economías son complementarias. México es uno de los principales importadores de productos agrícolas y alimenticios, que se encuentran entre los productos tradicionales de exportación de Ucrania: trigo, maíz, cebada, avena, frutas y verduras frescas y enlatadas, pollo, miel, etc. En varias grandes centrales hidroeléctricas de México funcionan turbinas, generadores y transformadores ucranianos.

“Al mismo tiempo, el mercado ucraniano podría ser interesante para los fabricantes de automóviles, exportadores de textiles y productos de la agricultura tropical mexicanos. Contamos con una serie de tecnologías que podrían ser de interés para México en los sectores energético, metalúrgico, de construcción de maquinaria. También contamos con altas competencias en servicios de operador de gasoductos y oleoductos, diseño de instalaciones industriales y sistemas de gestión de producciones e instalaciones complejas y con riesgo tecnogénico.

“Por eso espero que el nuevo liderazgo de México contribuya a un mayor fortalecimiento de nuestra asociación y al desarrollo de la cooperación en diversos campos como el comercio, la economía, la cultura y la educación.

Gratitud con México

“Agradecemos a México por su constante apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania en el marco de los organismos internacionales. En mi opinión, esto es un testimonio de nuestra fuerte amistad y apoyo mutuo.

Respetamos la política de neutralidad de México y esperamos una cooperación continua y un mayor desarrollo de nuestras relaciones basadas en el beneficio y la confianza mutuos. Esta cooperación no sólo fortalecerá nuestros vínculos bilaterales, sino que también contribuirá a la estabilidad y la paz internacionales, que son esenciales para la prosperidad de nuestros dos pueblos”.

WhatsApp